Actualizado 10/11/2007 18:21 CET

Tatiana Suárez dice que para la tripulación el viaje a Chad "fue una acción humanitaria más" y que su situación era leg

AVILÉS, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Tatiana Suárez, la azafata asturiana que permaneció retenida en Chad durante 11 días, aseguró que la tripulación del avión desconocía las supuestas irregularidades en la misión organizada por la organización gala el Arca de Zoé.

"Para nosotros era un trabajo más; somos una compañía de vuelos chárter y cada día te dicen el vuelo que tienes, un día hacemos un vuelo con futbolistas, otro para una empresa y ese día fue un acción humanitaria", explicó Suárez hoy a su llegada al Aeropuerto de Asturias. La auxiliar de vuelo insistió en que la tripulación "tenía toda la documentación" y su situación era "totalmente legal".

La azafata, que fue liberada el pasado domingo y trasladada desde Chad a Madrid junto con otras compañeras de tripulación en el avión del presidente francés Nicolás Sarkozy, dijo desconocer lo que ocurrirá con los miembros de la ONG, porque "cada día allí la situación cambia y aquello es una aventura diaria".

Suárez, que llegó acompañada de su madre al Aeropuerto de Asturias donde les esperaba su padre y otros amigos y familiares, elogió la labor diplomática realizada tanto por el Gobierno francés como por el español. "Tenemos que estar agradecidas tanto al Gobierno francés como al Español y al presidente Sarkozy por traernos", expuso Tatiana Suárez tras expresar su alegría por la liberación, ayer, de sus compañeros.

Admitió, que al principio cundió el desánimo en la tripulación por el temor a que por parte de los gobiernos no se hicieran las gestiones oportunas para su repatriación. "Allí pensábamos que no hacían nada por nosotros pero luego nos explicaron y vimos las pruebas de que si era así. Francia tiene allí su base montada, pero el gobierno español hizo muy buena labor", expuso la joven asturiana. Añadió, asimismo, que siempre tuvieron la convicción de que "todo acabaría bien" pero temían que "se alargara demasiado".

Respecto al trato recibido durante su estancia en Chad y más concretamente en la cárcel, aseguró que éste fue bueno. "Las condiciones eran pésimas pero el trato que tuvimos con la gente era mucho mejor que para el resto de los que estaban allí; había un trato especial hacia nosotros pero evidentemente las cárceles de allí no son como las de aquí", explicó.

Admitió, asimismo, que durante el tiempo que permanecieron entre la comisaría y la cárcel de Chad "cundió el desánimo en alguna ocasión" pero la tripulación "siempre se mantuvo muy unida y fue un equipo". En cuanto a los trámites para que la compañía pueda recuperar el avión que aún permanece en Chad, la joven asturiana dijo desconocerlos totalmente y aseguró que "lo más importante es que volvieran los compañeros y ya están aquí".

Tatiana Suárez asistirá mañana a una recepción que le ofrecerá el Ayuntamiento de Parres como homenaje. Tiene previsto permanecer un tiempo indeterminado "quizás un mes" en la localidad asturiana de Arriondas (Parres), antes de volver a incorporarse a la compañía, según dijo su padre José Manuel Suárez.

El padre de Tatiana tampoco mostró quejas con respecto a la labor diplomática realizada por el Gobierno español. "Siempre nos tuvieron informados y nos comunicaron lo que estaba ocurriendo", expuso.