Las temperaturas bajan y volverán las tormentas, pero se mantendrá el tiempo casi veraniego esta semana

VENDIMIA HERÓICA
ANA ORTEGA - Archivo
Publicado 24/09/2018 13:53:41CET

   MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La semana parte con temperaturas extraordinarias para esta época, aunque los termómetros descenderán de 6 a 8 grados hasta el miércoles para recuperarse después, sobre todo en los dos tercios occidentales de la Península, al tiempo que la atmósfera se inestabilizará y se podrán registrar chubascos y tormentas en diferentes zonas, sobre todo en el este, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   La portavoz adjunta de la AEMET, Delia Gutiérrez, ha explicado a Europa Press que este mismo lunes ya se observa un "cambio apreciable" respecto de los valores "extraordinarios" que el martes se notará en la franja más cercana al Mediterráneo, Cataluña, Comunidad Valenciana y en las zonas limítrofes de las comunidades vecinas.

   Así, ha señalado que este descenso también empezará a notarse desde mañana, pero será el miércoles cuando se extienda al resto del centro y al sur peninsular, aunque ha añadido que, al mismo tiempo, el miércoles se recuperarán de nuevo en el tercio norte.

   De este modo, la portavoz explica que con estas oscilaciones, a mediados de la semana los valores de nuevo estarán por encima de lo normal --aunque no tanto como los días pasados-- en los dos tercios occidentales de la Península mientras que se quedarán en valores normales, o ligeramente por debajo de estos en el tercio este peninsular.

   La mayor inestabilidad, según ha comentado, se producirá en el este, ya que este lunes la inestabilidad se centrará en el Cantábrico, Pirineos, Cataluña y Baleares; mientras el martes la inestabilidad se extenderá a Baleares y a las zonas próximas de la costa mediterránea. En esas áreas se prevén chubascos y alguna tormenta, que también se mantendrá el miércoles y jueves.

   A este respecto, Gutiérrez ha advertido de que esta inestabilidad en el Mediterráneo podrá dejar precipitaciones "localmente fuertes" por la onda en altura que inestabilizará la atmósfera que se produce sobre una temperatura cálida. Por eso, ha insistido en que "habrá que estar atentos" del martes al jueves al Mediterráneo, aunque de momento no se puede precisar si dará lugar a avisos de riesgo por fenómenos adversos.

   Asimismo ha añadido que estas precipitaciones se podrán extender a zonas del interior, sobre todo a áreas de montaña. "Lloverá pero de momento no hay señal de que sean cantidades muy altas", ha comentado.

FIN DE SEMANA VERANIEGO

   De cara al viernes, ha indicado que "parece" que la atmósfera volverá a estabilizarse pero no descarta que se puedan descolgar algunas bajas en altura de modo que admite que el comportamiento meteorológico durante el fin de semana es "menos predecible" ya que no se ve una "estabilidad rotunda".

   En definitiva, la portavoz resume que a partir del jueves no se atisban de momento grandes oscilaciones a la vista, pero parece que las temperaturas seguirán por encima de lo normal.

   En concreto, ha apuntado que el jueves las máximas por encima de 34 grados centígrados quedarán limitadas a zonas del suroeste del Guadalquivir y Guadiana, mientras que las máximas quedarán por encima de 30ºC en prácticamente todo el cuadrante suroeste peninsular (Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, en zonas de la meseta norte, Galicia y valle del Ebro).

   En el resto del país apenas rozarán los 30 grados centígrados o quedarán algo por debajo, como por ejemplo en el Cantábrico, Pirineo y en zonas altas.

   En general, ha señalado que el tiempo será "más bien veraniego" excepto en las zonas próximas al Mediterráneo, donde quedarán rozarán los 30 grados centígrados.

   Gutiérrez ha indicado que las temperaturas estarán el miércoles de entre 5 y 10 grados centígrados por encima de lo normal en el tercio más occidental de la Península; entre 2 y 4 grados centígrados por encima en el centro y sureste de la Península, mientras en las zonas más al este de la Península se quedarán de 1 a 2 grados centígrados por debajo de lo normal.

   Con todo, ha añadido que no se han registrado récord de temperaturas a pesar de que el fin de semana ha sido muy caluroso y se han observado anomalías de más de 7 grados centígrados en todo el país, excepto en el Cantábrico y en las zonas más próximas al Mediterráneo y los dos archipiélagos. "Se han registrado valores en conjunto muy altos, pero no se ha batido ningún récord para septiembre", ha comentado.

   Por último, ha precisado que la temperatura más alta este fin de semana se dio el sábado en El Granado (Huelva) donde se alcanzaron 39,5 grados centígrados. También el sábado se superaron los 38 grados centígrados en el suroeste de la Península, en muchas estaciones de Cáceres, Badajoz, Huelva, Córdoba, Sevilla y Cádiz.

   El domingo los termómetros se situaron entre 34 y 36 grados centígrados en el valle del Ebro y en zonas costeras de Murcia y Almería, en muchas zonas de Castilla-La Mancha y de Madrid; superaron los 30 grados centígrados en muchas zonas de la meseta norte; mientras en el resto de la Península como en la franja cantábrica quedaron en general por encima de 25 grados centígrados.