4 de abril de 2020
 
Actualizado 29/04/2010 15:17:49 +00:00 CET

Un trabajador de Correos se cuela en la Conferencia Postal Europea para pedir a gritos a Blanco mejoras en la empresa

Blanco Aena
EP

VALENCIA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de trabajadores de Correos se concentró ante el Hotel Hilton de Valencia, donde tenía lugar la Conferencia Postal Europea, a la que asistió, entre otros, el ministro de Fomento, José Blanco, para pedirle viabilidad y financiación.

Con gritos de 'movilización contra el apagón' o 'blanco, escucha, Correos en la lucha', los empleados esperaban al ministro en la puerta del hotel, cuya entrada estaba prevista a las 9.30 horas. Sin embargo, Blanco entró finalmente por una puerta trasera, con lo que evitó ver la concentración.

A pesar de ello, un trabajador se coló en la Conferencia, se presentó ante Blanco y le pidió mejoras en Correos. Finalmente tuvo que ser desalojado de la sala, que se encontraba supervisada por varios agentes de seguridad.

Los manifestantes se concentraron para protestar ante Blanco y los altos responsables políticos y postales europeos y españoles por la financiación "ante el déficit histórico de la empresa", y por la moratoria de la Directiva Postal que liberalizará el mercado "sin que hasta el momento haya habido regulación por la vía de una ley postal y ante la que el Gobierno mantiene un silencio absoluto, que asegure la viabilidad y el empleo de los más de 62.000 trabajadores", apuntó CCOO.

Desde la mayoría sindical, consideran que el Gobierno "va a jugar a la alta política", intentando vender una imagen de "proyecto postal europeo" que no se sostiene con ninguna medida concreta en el país, y que tiene que ser "uno de los referentes" indiscutibles del proceso de movilización.

En esta línea de reivindicación, la mayoría sindical, con el 75 por ciento de la representación sindical de Correos, CCOO, CSI-CSI·F, Sindicato Libre, CGT, ESk e Intersindical Valenciana convocaron una manifestación a las 12.45 horas, desde el Puente del Real y que recorrerá las calles de General Palanca, Plaza Porta de la Mar, calle Cristóbal Colón y calle Xàtiva.

En la confluencia de las calles Xátiva y Marqués de Sotelo se realizó una sentada de 15 minutos. A continuación, la marea postal amarilla continuó su marcha hacia la plaza del ayuntamiento, donde se escenificó la muerte del correo. En la caravana postal estaba previsto que participaran más de 30 autobuses llegados de toda España.