Las visiones de la beata Ana Catalina Emmerich, en las que se basó Mel Gibson para 'La Pasión', se traducen al español

Actualizado 10/05/2012 15:46:07 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Las visiones de la beata Ana Catalina Emmerich, beatificada por el Papa Juan Pablo II, en las que se basó Mel Gibson para su película 'La Pasión' han sido traducidas por primera vez al español en el libro 'La vida oculta de la virgen María' (Voz de Papel) por el especialista José María Sánchez de Toca.

La obra revela los detalles de la infancia de María, su juventud y su relación con José y Jesús, así como su vida tras la resurrección de su hijo, incluso algunos episodios que no relata la Biblia pero que sí narra la religiosa a través de sus visiones, que no son consideradas "dogma de fe".

Precisamente, guiándose por las visiones de la religiosa, los arqueólogos localizaron "exacta y rápidamente" la casa donde había vivido María en Éfeso y hasta la que llegó acompañada de Juan. "Delante de Éfeso hay alamedas con frutas amarillas caídas por el suelo. Un poco al Sur salen sendas estrechas que llevan a un monte de vegetación salvaje y en lo alto de ese monte hay una llanura ondulada en la que se habían instalado los cristianos", relata al tiempo que describe con detalle el interior de la casita de piedra de María.

Asimismo, Ana Catalina Emmerich tuvo, entre sus muchas visiones, una sobre la elección del esposo para la Virgen María. Así, Emmerich cuenta cómo en uno de sus sueños vio cómo María, que vivía en el Templo y pretendía no casarse, oyó una voz que la animó a consentir su boda. Entonces vio que un sacerdote muy anciano, "seguramente el Sumo Sacerdote", tuvo una aparición y entendió que debían convocar a todos los solteros de la estirpe de David a los que les dieron una rama, de forma que quien portara la que floreciese sería el elegido para ser esposo de María.

Sin embargo, según relata Emmerich en sus visiones, ninguna de las ramas floreció y entonces, los sacerdotes rebuscaron en los registros genealógicos por si quedara algún descendiente de David y encontraron a seis hermanos de Belén de los que uno era José que entonces se encontraba en Samaria donde trabajaba para otro maestro carpintero. Cuando acudió al Templo, llamado por los sacerdotes, su rama, a diferencia de la de los anteriores, sí floreció y se lo presentaron a la Virgen que según cuenta Emmerich, lo aceptó humildemente.

Igualmente, la religiosa vio en sueños los momentos previos al nacimiento de Jesús cuando la Virgen María, según dice, cosía y bordaba fajas y pañales en Nazaret y el momento en que a José se le apareció un ángel que le avisó de que se dirigiera con María a Belén para dar a luz allí, algo que, según relata Emmerich, a la madre de María, Ana, le preocupó por el viaje que debía realizar su hija en burro en su estado. La religiosa narra que durante el camino José fue muy "bueno" preocupándose en todo momento por su mujer.

ENCARCELADA Y SOMETIDA A UNA INVESTIGACIÓN

Ana Catalina Emmerich fue una religiosa de los siglos XVIII y XIX(1774-1824) que a los 28 años ingresó en el convento agustino de Agnetemberg (Dülmen), en Westfalia. Al poco tiempo, aparecieron en su cuerpo cinco llagas como las de Jesucristo, lo que dio lugar a una investigación. Llegó a ser encarcelada y sometida a vigilancia día y noche con el objeto de averiguar el origen de esas heridas, que no pudo determinarse. Juan Pablo II la beatificó en 2004.

El poeta alemán Clemente Brentano, una de las cumbres del Romanticismo alemán, tuvo noticia del caso de la religiosa y acudió a visitarla. El poeta residió en Dülmen seis años con el propósito de redactar las visiones que Ana Catalina le iba narrando que dieron lugar al libro 'La amarga Pasión de Cristo' y que ahora se recogen íntegramente en esta obra.

La Vida oculta de la Virgen María incluye, además de los pasajes de la boda de María y el nacimiento de su hijo, otros episodios de su vida como los antepasados de la Virgen, su Inmaculada Concepción, su nacimiento y sus primeros años, el ingreso y la estancia en el Templo, la Visitación a su prima Isabel, la caravana de los Reyes Magos, la huida a Egipto, la matanza de los Inocentes, la permanencia de la Sagrada Familia en Egipto y el regreso a Nazaret, la muerte de San José y su estancia en Éfeso con San Juan.

Además, todos estos hechos aparecen enhebrados con noticias históricas y geográficas sobre esenios y caldeos; Roma y el antiguo Egipto; Job, Abraham, Moisés, Elías y Tobías; o el Arca de la Alianza.