Actualizado 24/03/2007 12:09 CET

La XIII Marcha de la Solidaridad recorre mañana las calles de Granada para recabar fondos para el tercer mundo

GRANADA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La XIII Marcha de la Solidaridad que se celebra mañana domingo en Granada prevé congregar a miles de personas que recorrerán las calles de la ciudad para recabar fondos destinados a financiar proyectos en el tercer mundo, en esta ocasión en África y Latinoamérica.

En concreto, y según informó la organización a Europa Press, los proyectos elegidos para la XIII edición de la marcha son la equipación y adaptación del centro social Fray Zacarías en Brasil; talleres de costura y artesanía para la mujer africana en Metoro (Mozambique); mantenimiento de la escuela de Safané, en Burkina Faso; y la promoción de estudios superiores y técnicos para jóvenes de la amazonía peruana.

Desde 1994 y de forma anual se desarrolla esta iniciativa por parte de la Plataforma aconfesional Solidaridad en Marcha, que aglutina a más de 40 colectivos que reivindican la igualdad social y reconocen el desequilibrio en el tercer mundo, situaciones ante las cuales "no debe mostrarse impasible".

La salida este año tendrá lugar a las 10.00 horas desde el colegio Santo Tomás de Villanueva, en la calle Cañaveral. Los participantes pasarán por la plaza Einstein, las calles Martínez de la Rosa, Carril del Picón, Obispo Hurtado, Recogidas y Acera del Darro, para concluir en la Fuente de las Batallas.

Sensibilizar a las personas para tener "conciencia" de la situación real del mundo y reconocer las situaciones de desigualdad y desequilibrio son las principales reivindicaciones que estos colectivos pondrán de manifiesto durante el desarrollo de la marcha, que contará con diversas actividades de animación.

BENEFICIARIOS DE LOS PROYECTOS

La equipación y adaptación del centro social Fray Zacarías, que realiza actividades de carácter formativo, social y comunitario pero con pocos medios, consistirá en dotar de una estantería la biblioteca, de teclado las aulas de música y de máquinas de coser las actividades de bordado, a fin de dar "cierta autonomía" al centro brasileño para que pueda funcionar sin resultar muy oneroso para la parroquia y que continúe ofreciendo estas y otras actividades. Los beneficiarios directos serán unas 2.000 personas.

Los talleres de costura y artesanía para la mujer africana en Metoro, Pemba, Mozambique, tienen como fin la socialización de las mujeres de todo este entorno, así como facilitarles las relaciones con más personas, ya que solamente se relacionan con las de su familia. Al mismo tiempo, se les enseñará a coser y confeccionar prendas sencillas para ellas y para sus hijos. Los beneficiarios son unas 6.000 familias macuas y macondes de la diócesis de Metoro.

La escuela de Safané en Burkina Faso, que pertenece a la ONG Delwende, es el primer gran proyecto que asumió esta ONG y tiene como principal problema su mantenimiento. A lo largo de los años, el mayor problema que han tenido ha sido el de la continuidad del profesorado, ya que la mayoría se desplazaba allí dejando fuera a sus familias y en cuanto encontraban un lugar más cercano se marchaban.

Entonces, construyeron al lado del colegio unas viviendas para que los profesores vivieran allí con sus familias, pero ahora solicitan ayuda para hacer frente al pago de sus salarios, en concreto, para el pago del sueldo de cinco de sus profesores, que beneficiará a estos y a los 301 alumnos de la escuela.

Por último, se prevé promocionar los estudios superiores y técnicos para jóvenes de la amazonía peruana. La ciudad de Iquitos es la más importante de la amazonía peruana, capital de la región de Loreto y el puerto fluvial por excelencia de Perú. Se localiza a más de un día de travesía en lancha de la ciudad de Flor de Punga en el distrito de Capelo.

La finalidad de este proyecto es becar a algunos de los jóvenes que quieren realizar estudios universitarios en Iquitos, pero más que una beca para pagarse los estudios, es una beca para poder costearse el alojamiento y la alimentación, ya que no pueden desplazarse todos los días desde los caseríos de los que proceden. Los beneficiarios de este proyecto son diez jóvenes que están cursando o que comienzan este año sus estudios superiores, aunque también sus familias y caseríos de procedencia son beneficiarios indirectos.