Actualizado 15/06/2007 22:24 CET

(Ampl.)El guardia civil detenido por el alijo de 300 kilos de cocaína se encargaba de custodiar los contenedores en Vigo

La Policía seguía desde hace meses al grupo y la operación sigue abierta, por lo que no se descartan más detenciones

VILAGARCIA DE AROUSA (PONTEVEDRA), 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El agente de la Guardia Civil detenido por su implicación en un alijo de 300 kilos de cocaína intervenido en un barco atracado en Vigo era el enlace de la organización de narcotráfico en las instalaciones portuarias, donde se encargaba de "custodiar" los contenedores y formaba parte del operativo que se encargaba de trasladarla para su distribución, según explicaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Entre los detenidos en esta operación, bautizada como 'Cometa', también está otro agente de la guardia civil que ha pasado a la reserva, así como Benito Rial Chaves, un vecino de Vilanova de Arousa con antecedentes penales por narcotráfico.

Rial Chaves reside en la actualidad en el municipio vilanovés y en su domicilio se practicó hoy un registro policial en el que se intervino documentación que está siendo analizada por los agentes, que sospechan que formaba parte de la cadena de distribución de la cocaína en Galicia.

Según informaron fuentes de la investigación, los cinco detenidos serán trasladados a Madrid para prestar declaración ante la Audiencia Nacional. El alijo intervenido se eleva a aproximadamente 300 kilos de cocaína que fueron hallados en un contenedor en un barco atracado en el Puerto de Vigo. La droga estaba camuflada entre pescado congelado.

OPERACIÓN ABIERTA

Los agentes del grupo GRECO Galicia y de la Guardia Civil de la Unidad Central en Madrid seguían desde hace meses a los detenidos. Fuentes de la investigación consideran desarticulada la infraestructura de distribución del grupo, que era objeto de seguimiento por las fuerzas del orden, aunque no descartan que se produzcan nuevas detenciones en las próximas horas a raíz del análisis de la documentación intervenida.

Según las fuentes consultadas, los contenedores constituyen un método habitual al que recurren los narcotraficantes para que sus actividades delictivas pasen desapercibidas, ya que es "prácticamente imposible" controlar todos los flujos comerciales que se desarrollan mediante este sistema.