Actualizado 13/03/2007 19:09 CET

CANARIAS.-El Gobierno canario, preocupado por la desaparición de Yéremy aunque no pierde la esperanza en un final feliz

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 13 Mar. (EP/IP) -

El portavoz del Gobierno de Canarias, Miguel Becerra, transmitió hoy a los familiares de Yéremy Vargas, el niño que desapareció hace tres días en Vecindario, Gran Canaria, su honda preocupación aunque no pierde la esperanza de que el caso tenga un final feliz.

Becerra informó que el Ejecutivo canario, a través de la Consejería de Sanidad, se ha volcado en colaborar por su pronta aparición, editando unos 10.000 carteles con la imagen del niño y su descripción que se repartirán fundamentalmente en Gran Canaria.

También ha puesto al servicio de los efectivos de rastreo, toda la información que pueda recabar del caso a través del 1-1-2, porque el primer objetivo es encontrar al niño sano y a salvo.

Miguel Becerra transmitió en una rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno su solidaridad con la familia, y reiteró su esperanza de que esta historia "tenga un final feliz".