Actualizado 03/04/2007 22:03 CET

La droga incautada en O Salnés (Pontevedra) tenía como destino el País Vasco, donde trabaja el guardia civil detenido

Los tres arrestados permanecen en la Comisaría de Pontevedra, mientras se analiza la abundante documentación intervenida

PONTEVEDRA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los cinco kilos de droga incautados en la operación contra el narcotráfico desarrollada en la comarca pontevedresa de O Salnés tenían como destino el País Vasco, donde trabaja el guardia civil detenido en la operación desarrollada por la Udyco de Pontevedra, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Este agente de la guardia civil, junto con el cabo de la Armada y el funcionario de la Diputación Provincial también detenidos, permanecen en la Comisaría de la Policía Nacional de Pontevedra a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas.

Por el momento no se han producido nuevas detenciones, pero la operación continúa abierta y la Policía Nacional no descarta que se produzcan más arrestos a raíz del análisis de la abundante documentación intervenida a los tres detenidos, que aporta datos sobre conexiones con redes de narcotráfico que operan en la zona de O Salnés y Arousa.

Asimismo, los investigadores analizan las agendas y las llamadas realizadas y recibidas en los 18 móviles intervenidos en esta operación para intentar buscar pruebas que relacionen a otras personas con el tráfico de drogas.

EFECTOS INTERVENIDOS

A la Comisaría de Pontevedra también ha sido trasladado el vehículo en el que fueron interceptados los tres detenidos, después de haberlos sometido a un seguimiento "desde hace tiempo". Finalmente fueron arrestados en la tarde noche de ayer, cuando el guardia civil viajaba por la carretera de Vilagarcía a Pontevedra en automóvil, donde llevaba los cinco kilos de cocaína distribuidos en fardos.

Además, del alijo de cocaína y los 18 móviles, en la operación fueron aprehendidos casi 200.000 euros en efectivo, cuatro automóviles y una máquina de contar dinero.

En declaraciones a Europa Press, el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, resaltó la "importancia" de esta operación por la trascendencia de la documentación intervenida, así como las agendas de los 18 móviles incautados que ponen a la Policía sobre la pista del funcionamiento de las redes del narcotráfico que operan en la comunidad.