Actualizado 27/06/2007 21:18 CET

El hombre que murió anoche tiroteado carecía de permiso de residencia y tenía sobre él una orden de expulsión

El único testigo de los hechos vio cómo dos jóvenes, altos y morenos, huían tras los disparos

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Diego Fernando V.S., el hombre de 29 años y nacionalidad colombiana que murió anoche al recibir un disparo cuando se disponía a entrar en el portal del edificio donde vivía, en el barrio de Carabanchel, carecía de permiso de residencia y tenía una orden de expulsión desde febrero emitida por el Gobierno, informó a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

El Grupo de Homicidios de Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para esclarecer las circunstancias que rodearon el asesinato y por el momento baraja varias hipótesis. En declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press, el único testigo de los hechos, un vecino del barrio, aseguró que, tras las detonaciones, vio como dos jóvenes huían del lugar.

El vecino, interrogado esta mañana en su domicilio por los agentes encargados del caso, relató que, después de los disparos, los sospechosos saltaron una valla contigua al edificio y desaparecieron tras cruzar un jardín del barrio. El hombre describió a los sospechosos como dos jóvenes, morenos, altos, en apariencia sudamericanos, uno de ellos de pelo corto y otro de pelo largo.

Además, otro hombre que vive en el mismo edificio que la víctima aseguró que estas dos personas estaban esperándole minutos antes en el portal, por lo que los investigadores deducen que podría tratarse de un ajuste de cuentas.

Los hechos ocurrieron a las 23.15 horas frente al número 11 de la calle Aguilar del Río cuando Diego Fernando fue abordado cuando se disponía a entrar en el inmueble. El joven recibió, al menos, un impacto de bala, con orificio de entrada en el esternón y de salida en la espalda, aunque, al parecer, le dispararon en varias ocasiones.

A la llegada al lugar de los servicios sanitarios de emergencia, encontraron al colombiano en el interior del portal del edificio, bajo un charco de sangre, y en parada cardiorrespiratoria. A pesar de los trabajos de reanimación cardiopulmonar que se le practicaron, finalmente los sanitarios de una UVI del Summa-112 sólo pudieron certificar su fallecimiento.

Facultativos de una ambulancia del Samur-Protección Civil, que colaboraron en las tareas de reanimación, prestaron atención psicológica a varios familiares de la víctima que, dado que vivían en el mismo edificio, bajaron rápidamente a ver qué le había sucedido al joven, explicó a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid.

Así, la hermana, la novia, una sobrina y la tía del colombiano sufrieron crisis de ansiedad al ver al joven herido y, posteriormente, conocer su fallecimiento.

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    La Comunitat Valenciana limita las reuniones a dos personas y cierra grandes ciudades los fines de semana

  3. 3

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  4. 4

    Detenido un hombre de 42 años tras atropellar a tres personas y darse a la fuga en Villamediana de Iregua (La Rioja)

  5. 5

    Los asistentes a una fiesta atacan con piedras a la Guardia Civil al grito de "pandemia de mierda"