Actualizado 28/06/2007 16:51 CET

El juez dicta auto de prisión para el joven que mató a su padre con un sable en Valladolid

La madre del detenido había denunciado al padre en 1993 por agresión

VALLADOLID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid dictó hoy auto de prisión para el joven de 31 años I.V.S, quien fue detenido el pasado martes por, presuntamente, dar muerte a su padre con un sable después de que éste, L.V.R., de 56, acabara a puñaladas con la vida de su otra hija y hermana del primero, M.V.V.S., de 33.

El detenido, quien fue puesto hoy a disposición judicial, mantuvo ante el juez titular la misma versión dada ayer en la Comisaría de la Policía Nacional de Delicias, en la calle Gerona, es decir, que mató a su progenitor en defensa propia.

Pese a ello, el juez dictó contra el joven auto de prisión provisional comunicada y sin fianza, con lo que, acto seguido, fue conducido en un furgón de la Guardia Civil hasta el Centro Penitenciario de Valladolid, sito en Villanubla, según informaron a Europa Press fuentes del caso.

Durante su declaración, el fiscal pidió, sin éxito, que durante el encarcelamiento el detenido permaneciera incomunicado, mientras que la defensora solicitó con igual fortuna la libertad provisional de su patrocinado.

El presunto parricida, en su relato ante el juez a lo largo de casi una hora, mantuvo que en un principio su padre, quien al parecer tenía problemas con el alcohol, accedió primero a la habitación de su hermana, en la planta superior de la vivienda, y fue entonces cuando la oyó gritar desde su propia habitación mientras era apuñalada mortalmente.

Fue en el momento en que su padre se dirigía a la planta baja cuando el declarante se lo encontró en el rellano armado todavía con el cuchillo y con una mirada que, según dijo al juez, le hizo comprender que el próximo sería él, con lo que se armó con un sable que guardaba pero que originariamente era de su progenitor y le golpeó con él en la cabeza. Dicha reacción, tal y como apostilló el joven, fue en defensa propia para salvar su vida.

El detenido hizo referencia igualmente al difícil y violento carácter de su padre y advirtió de que el trágico suceso ocurrido ayer en el domicilio familiar, situado en el número 79 de la calle Hogar, en el popular barrio de Girón de Valladolid, tenía que llegar tarde o temprano.

De hecho, tal y como confirmaron a Europa Press fuentes del caso, la madre del detenido ya denunció al padre el día 30 de diciembre de 1993 tras sufrir una agresión. En aquel episodio, el ahora detenido, que por aquellas fechas jugaba al béisbol, salió en defensa de la madre y dio a su progenitor una paliza con el uso de un bate.