Publicado 15/01/2014 10:01CET

La muerte de la mujer de Pozoblanco es un caso de violencia de género

SEVILLA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha confirmado la muerte de una mujer en Pozoblanco (Córdoba), cuyo cuerpo apareció este martes sin vida en una vivienda de la calle Góngora de la citada localidad, como un caso de violencia de género, el segundo del que se tiene conocimiento en Andalucía en lo que va de 2014 de confirmarse el caso de la joven de Níjar (Almería).

La Guardia Civil de Córdoba halló este martes los cuerpos sin vida de un hombre de 37 años y una mujer de 47 años en una vivienda de la calle Góngora.

Así lo ha asegurado en declaraciones a Europa Press la directora del IAM, Silvia Oñate, quien ha expresado su condena y "su más absoluto rechazo" a este tipo de violencia machista que en pleno siglo XXI "sigue dando éstas injustificadas, dolorosísimas y dramáticas noticias de que hay mujeres que siguen siendo asesinadas por sus parejas por el simple hecho de ser mujeres".

Además, Oñate ha informado de que la mujer asesinada no había presentado ninguna denuncia previa por violencia de género, ni tampoco "consta que hubiera recurrido a ningún servicio del Instituto de la Mujer".

Asimismo, la directora hace un llamamiento a todas las mujeres y a toda la sociedad "a no bajar la guardia ante este tipo de violencia" causada por la desigualdad y pide a la sociedad un "esfuerzo" por su implicación "para prevenir, detectar y saber reaccionar a tiempo".

La directora del IAM reitera su "rechazo" a este tipo de asesinatos que causan "un terrible dolor a las mujeres, a sus familias y a la sociedad en su conjunto", porque, añade, "estamos ante un problema social de primera magnitud" y solicita "todos los esfuerzos desde todas las instituciones para erradicar esta lacra terrible y lamentable".

Por último, Oñate recuerda que el IAM pone a disposición de la ciudadanía y las mujeres toda una serie de recursos "para atender, proteger y recuperar a las mujeres víctimas de violencia". "No están solas, hay todo un sistema integral de protección para ayudarlas y salir adelante, porque se merecen una vida mejor libre de miedos y de violencia".