Actualizado 20/01/2012 14:08

El presunto homicida de la niña muerta en Bailén invadió la acera con su coche

JAÉN, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presunto homicida de la niña de cinco años de edad que perdía la vida en la noche del jueves cuando éste, su tío, invadió la acera en la que estaba la menor, la arrolló con su coche, en la calle Coronel Costilla de Bailén, en el momento en que su sobrina salía con otros tíos de casa de su abuela, madre del supuesto autor de la tragedia, ha informado a Europa Press la Guardia Civil.

Según fuentes cercanas al caso, el atropello tuvo su origen en una discusión entre el presunto homicida y su hermana, que también sufrió heridas en una de sus piernas cuando salió de casa de su madre. Así, al parecer, el supuesto autor del atropello "quería meter unos palomos en la casa de la madre, algo con lo que su hermana no estaba de acuerdo".

Tras esta discusión, se fue y, más tarde, ya con su vehículo "esperó a que su hermana, que iba acompañada de su marido y su sobrina, saliera del domicilio de su progenitora al objeto de atropellarla". Tras acometerlos, "se dio a la fuga a pie, aunque dejó su coche con las luces puestas y el motor arrancado" antes de marcharse. Fue entonces cuando la Guardia Civil recibió aviso de lo ocurrido y se personó en el lugar de los hechos, consiguiendo, junto a la Policía Local, detener a L.G.M., de 35 años.

Asimismo, una pareja de la Benemérita se encontró momentos después de producirse el fatal desenlace con la niña de cinco años muerta, su tío herido grave y su tía con heridas en una de sus piernas. De este modo, tras practicársele la autopsia a la menor y tomar declaración a los testigos que se encontraban presentes en el momento de los hechos, el tío de la niña pasará a disposición judicial, algo que se prevé que tenga lugar este sábado.

Según informaba este jueves a Europa Press un portavoz del Instituto Armado, los hechos habrían acontecido poco antes de las 19.00 horas en la calle Coronel Costilla de la localidad bailenense. En este escenario, y en plena vía pública, un vecino de 35 años identificado como L.G.M. habría entablado una fuerte discusión con su hermana y el esposo de esta última, llegando incluso a amenazar supuestamente al matrimonio a punta de navaja.