Actualizado 07/09/2007 11:52 CET

Un sabotaje en la línea Renfe en Guipuzcoa esta madrugada obliga al traslado en autobús de los viajeros de varias líneas

SAN SEBASTIAN, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un sabotaje en torno a las tres de la madrugada de hoy en la línea de Renfe, en un punto entre Villabona y Andoain (Gipuzkoa), mediante el corte de los contrapesos de la catenaria, hizo que el tren París-Madrid quedara enganchado y cortara el tráfico ferroviario en ese punto. La compañía se ha visto obligada a realizar el trasbordo en autobús de los viajeros de varias líneas de cercanías y larga distancia.

Según informó Renfe a Europa Press, tras el corte de la catenaria y la pérdida de la horizontalidad de sus cables, el pantógrafo del tren París-Madrid quedó enganchado y el convoy se paró al no disponer de electricidad.

Las afecciones de este suceso en las líneas de cercanías consistieron en la necesida de trasbordo en autobús en varios puntos, ya que a primera hora de la mañana sólo se podía circular en tren por el tramo Irún-Sebastián, realizándose por carretera el trayecto San Sebastián-Bríncola.

Sobre las nueve y cuarto de la mañana, se habían reparado ya algunos tramos más y se podían realizar en tren los trayectos Tolosa-Brincola y Andoain-Irún, siendo preciso aún el trasbordo por carretera entre Andoain y Tolosa. Desde Renfe se aseguró que "casi en ningún momento" había quedado cancelado el servicio de cercanías, "ya que se ha compensado la avería con los trasbordos de autobús".

En cuanto al tren París-Madrid que había quedado atrapado, a la hora de realizar esta información ya había salido del lugar y se estaban reparando los destrozos causados.

Además, los viajeros de los tres trenes nocturnos que llegaban a San Sebastián e Irún procedentes de Madrid, Barcelona y Lisboa también tuvieron que realizar trasbordo en autobús desde Zumarraga hasta Irún y San Sebastián.