Actualizado 07/09/2007 02:02 CET

Saura descarta que el incendio de Torre de Fontaubella (Tarragona) llegue a ningún núcleo habitado

BARCELONA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, descartó esta noche que el incendio que ya quemó 310 hectáreas en Torre de Fontaubella (Tarragona), signifique "ningún peligro para la seguridad de las personas".

Saura se reunió esta noche con los mandos de los Bomberos y las autoridades de los municipios afectados por el incendio. El conseller dijo, en declaraciones a Catalunya Informació recogidas por Europa Press, que el fuego no se podrá estabilizar hasta mañana por la mañana, cuando los efectivos aéreos de extinción puedan retomar sus tareas. El municipio con más extensión de terreno afectado por las llamas es Pradells de Teixeda.

En la zona seguirán trabajando 85 efectivos terrestres de los Bomberos y más de 400 personas que aprovecharán el descenso de temperaturas y el incremento de la humedad para hacer frente a las llamas. Según Joan Saura, se prevén "avances importantes" durante las próximas horas.

Los servicios de emergencias confinaron a sus casas a los habitantes de Torre de Fontaubella como medida preventiva -aunque el conseller descartó ningún riesgo de intoxicación por humo- y desplazaron a cuatro personas a una residencia de Falset. Además, desalojaron a una veintena de personas de masías de la zona afectada y empleados del campo eólico de Serra d'Argentera.

Joan Saura resaltó que "no se puede dar por acabado el verano", y recordó que el riesgo de incendios sigue siendo elevado. Según informaron los Bomberos, el fuego se inició al lado de la vía del tren, a la altura del kilómetro 1,5 de la carretera TV-3223, donde los últimos días ya se registraron 2 incendios que pudieron ser sofocados a tiempo. Se desconocen aún las causas del incendio, que obligó a cerrar la carretera TV-3223 entre los puntos kilométricos cero y seis, que une Torre de Fontaubella y Pradells de Teixeda.