Actualizado 03/09/2008 22:08 CET

2 de cada 3 internautas no distinguen un rumor de información

MADRID, (OTR/PRESS)

La era de la tecnología avanza y cada vez son más las personas que se informan y se documentan a través de la red. Pero no es oro todo lo que reluce, la posibilidad que ofrece internet de acercar cualquier parte del mundo con un solo clik en el ordenador tiene sus riesgos y no hay que fiarse de todo lo que se publica. Un estudio asegura que sólo una de que cada tres personas que navegan por la red saben distinguir entre rumor e información. El 64% asegura que ignora los rumores cuando intuye que lo son.

El trabajo 'Información Vs rumores en Internet', realizado por la Asociación de Internautas (AI), ha sido desarrollado con un total de 2.263 encuestas a usuarios de Internet, especialmente jóvenes (80% tienen entre 18 y 49 años) y demuestra lo vulnerables que somos a la información no veraz que circula por Internet.

En estos días, la presencia de redes sociales, blogs personales o foros en la red ha aumentado de manera notable y, sobre todo, son los jóvenes los que más uso hacen de ellos. Sin embargo, la Red puede ser poco honesta con la verdad. Los principales canales de tranmisión de rumores en Internet son los foros que son los que más desprestigian la imagen de Internet como medio de comunicación, ya que en ellos. Pocas veces suele haber límite en los comentarios que se exponen. Según el estudio un 37% de los encuestados los señalaron como el principal cauce de transmisión de rumores, seguido muy de cerca por el correo electrónico.

La mayoría de los jóvenes al llegar a casa se conectan al ordenador y navegan libremente por Internet, por eso es importante que empiecen a desarrollar una actitud crítica ante el rumor. El 63,5% de los encuestados admiten que no consiguen distinguir un rumor de una noticia -tan sólo "a veces", mientras que el 35% de los internautas aseguran que sí saben diferenciarla.

La identificación de la fuente es la primera clave que usan los internautas para saber si se trata de un rumor o no (33%), luego servirían como pistas la incorporación de datos de un estudio (21%), agregar elementos multimedia (11%) y, por último, la confianza (12%).

RUMORES QUE MATAN

El estudio destaca que los orígenes del rumor pueden ser varios, en primer lugar pueden crearse para generar alarma social, también para mejorar o empeorar la imagen de las marcas, para generar bases de datos o transmitir virus. La velocidad de expansión de un rumor es muy alta, en un minuto a casi todo un país le puede haber llegado una noticia sin tener la certeza de saber si es cierta o no gracias a la inmediatez de la Red.

Pero ¿cómo responden los usuarios a estos rumores? El 64% contesta que no le hace caso y opta por no abrir el correo electrónico, pero un 34% lo lee. De todos ellos el 87% acabará borrando la comunicación y el 11% lo acabará reenviando a los conocidos. Es aquí donde tiene su raíz el problema, habrá quien crea el rumor porque la comunicación la envia una persona en la que confía, que a su vez lo reenviará de nuevo y así sucesivamente.

Ficod 2008