Actualizado 09/12/2014 9:57:40 +00:00 CET

La quiebra del Grupo Marsans

Viajes Marsans
EUROPA PRESS

EL CIERRE DE AIR COMET.

Entre el 1 de marzo y el 31 de julio de 2010, el Grupo Marsans formalizó reservas que dieron lugar a 7.560 depósitos de clientes, de los que 4.706 no fueron devueltos y se destinaron a fines ajenos a la actividad del grupo.

A finales de 2009, los proveedores turísticos del grupo Marsans comenzaron a exigirles que los pagos se realizaran durante los 30 días anteriores al inicio de los viajes. El 22 de diciembre de ese año, el Ministerio de Fomento retira la licencia de vuelo a Air Comet, aerolínea del grupo, la retirada ante "su situación de insolvencia". Fueron 24.000 los afectados (equivalentes a 45.000 trayectos vendidos dejados de realizar).

El 20 de abril de 2010 la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) les retiró la licencia para vender billetes de avión por impagos, tras los frustrados intentos de negociar la deuda. Un día antes, el 19 de abril, los directivos de la empresa turística pidieron por correo electrónico a sus oficinas que depositaran el dinero de las reservas en una cuenta de la sociedad Marsans Shooping.

Esta cuenta acumuló 2,46 millones de euros, de los que 1,07 fueron traspasados a otras sociedades y 1,14 se retiraron mediante cheques al portador.

EL CONCURSO DE MARSANS.

El Grupo Marsans presentó en junio de 2010 su solicitud de concurso de acreedores voluntario para sus sociedades Viajes Marsans, Tiempo Libre, Viajes Crisol y Rural Viajes, el mismo día en el que anuncio su venta a la compañía a Posibilitum Bussiness. Antes presento un ERE para reducir la plantilla de 2.079 empleados a 900 personas, cerrando 130 oficinas.

Los trabajadores cobraron a raíz del proceso de liquidación de la agencia de viajes en 2011 20 días del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), quedando pendientes otros 12 días de indemnización del total de 32 días pactados.

Sin embargo, la empresa nunca llegó a abonar esta cuantía, ni la bolsa de trabajo de 1,9 millones de euros para los empleadores mayores de 50 años. El Grupo Marsans tenía en su conjunto en plantilla unos 4.000 trabajadores.

Los antiguos trabajadores del Grupo Marsans --Viajes Marsans, Viajes Crisol, Tiempo Libre, Mundicolor y Rural Tours Viajes--, a los que suman los de Air Comet, pidieron que se investigara también a los gestores de Posibilitum Business, sociedad que adquirió el grupo el 9 de junio de 2010, y a los que esta sentencia hace responsables también del agravamiento financiero de la 'joya de la corona' del grupo turístico.

Entre el 9 de junio de 2010 --el día antes de la presentación del concurso de acreedores-- y el 30 de junio se libraron 13 cheques por valor de 1,14 millones de euros desde esa cuenta, que habría ido destinados a cuentas de Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, ya fallecido.

El 18 de junio, se libraron cinco cheques por valor de 500.000 euros a favor de Viajes Marsans, controlada ya por Posibilitum Business a través de la sociedad Teinver, de la que Losada es administrador único.

El 25 de junio de 2010, el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid decretó el concurso de acreedores del Grupo Marsans. La compañía quebró dejando un déficit patrimonial de 271 millones de euros (373 millones si se tienen en cuenta sus filiales), ya que cuenta con un pasivo de 552 millones, frente a un activo de 281 millones de euros. Cuenta con 11.409 acreedores.

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid declaró en octubre culpable al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, entre otros, de la quiebra de la empresa Viajes Crisol, una filial de Grupo Marsans.

El mismo juzgado calificó también en octubre como culpables los concursos de acreedores de las empresas Tiempo Libre y Rural Tours Viajes, ambas del Grupo Marsans, y ha declarado como personas afectadas por esta calificación al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, a la herencia yacente de Gonzalo Pascual Arias y a Posibilitum Bussines

LAS CAUSAS DE DÍAZ FERRÁN.

Este es solo uno de los múltiples frentes que Díaz Ferrán tiene abiertos en la Audiencia Nacional y en otros juzgados.

El juez Eloy Velasco instruye otra causa en su contra también sobre Marsans, en este caso por el vaciamiento patrimonial del Grupo Marsans para eludir el pago a sus acreedores. La Audiencia Nacional avaló en abril la investigación por la que Díaz Ferrán se enfrenta a una pena de la Fiscalía de 15 años de cárcel por llevar a cabo el vaciamiento patrimonial del Grupo Marsans para eludir el pago a sus acreedores.

Otro juez de la Audiencia Nacional José María Vázquez Honrubia, le condenó el pasado mes de diciembre a dos años y dos meses de cárcel por defraudar 99,04 millones de euros del impuesto de sociedades de 2001 derivado de la compra de Aerolíneas Argentinas por un delito contra la Hacienda Pública.

Díaz Ferrán figura además entre los querellados a los que investiga el también juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu por la planificar la comercialización de participaciones preferentes de Caja Madrid.

El Juzgado de Instrucción número 36 de Madrid le investiga también por delitos de presentación de datos falsos, alzamiento de bienes, delitos contables y falsedad de documentos privados por la quiebra de Seguros Mercurio.