El fuego de Gran Canaria afecta a un perímetro de 60 km: 6.000 hectáreas quemadas y 9.000 evacuados

Actualizado 19/08/2019 17:24:06 CET
Segunda jornada del incendio de Gran Canaria
Segunda jornada del incendio de Gran Canaria - Europa Press - Europa Press

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El incendio de la cumbre de Gran Canaria, iniciado el pasado sábado 17 de agosto en el municipio de Valleseco, afecta actualmente a un perímetro de 60 kilómetros, en el que se han quemado más de 6.000 hectáreas y ha obligado a desalojar a unas 9.000 personas de ocho municipios de la isla.

Así lo ha manifestado el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, este lunes durante la rueda de prensa para informar de la evolución del incendio forestal, en la que ha estado acompañado por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas.

Torres expuso que la mayoría del incremento de superficie quemada pertenece al parque natural de Tamadaba, de tal forma que las zonas habitadas se han podido, gracias al esfuerzo de los efectivos, "ser contenido", permitiendo que no avanzara en dicha zona.

De este modo, apuntó que hay dos espacios en el incendio, por un lado la cola, donde se ha trabajado "intensamente", pudiendo contener el fuego en las zonas de Lanzarote, Valleseco hasta Fontanales, y por otro lado está la cabeza, que avanza hacia Tamadaba, que es la parte "más complicada", por las llamas de hasta 50 metros y zonas de hombre muerto --riesgo de atrapamiento--.

SE AFRONTA CON UN "MAYOR OPTIMISMO" EL TRABAJO

De todos modos, el director de Protección Civil del Gobierno de Canarias, Florencio López, ha explicado que durante la noche se ha trabajado "intensamente" en la cola, pudiendo afrontar este lunes con un "mayor optimismo" en el trabajo de extinción que afecta a la parte norte.

Así, añadió que en esta parte el fuego irá contra pendiente, por lo que aunque tiene una orografía "muy complicada", sí se cree que los trabajos "van a ser efectivos" en el flanco derecho del incendio que afecta a toda la parte norte.

"A lo largo del día los esfuerzos se van a centrar en intentar cerrar todo ese flanco derecho hasta llegar a la zona de Agaete, que estaríamos entrando casi en la cabeza del incendio", apostilló.

Además, dijo, hay una zona "bastante activa" en Tejeda pero apuntó que de momento está siendo "eficaz" el control de la zona, señalando que en las partes habitadas son "optimistas" en cuanto a que los trabajos van a "ser efectivos", a lo añadió hay que sumar la previsión del tiempo en las próximas horas, ya que podrían bajar las temperaturas y subir la humedad.

Sin embargo, admitió que la cabeza del incendio --en Tamadaba-- "sigue muy activa, sigue siendo una zona fuera de la capacidad de extinción" de los medios aunque se espera que una vez supere el macizo de Tamadaba, se espera un comportamiento "menos agresivo".

En la cabeza del incendio, dijo, aún no se sabe cómo se va a comportar, de ahí que este lunes los trabajos se centrarán en el flanco derecho cercano a la cola --que se encuentra en Valleseco--, si bien "no se puede atacar directamente" la zona de Agaete hasta que no se tenga controlada la parte más cercana a la cola.

MÁS DE 1.000 PERSONAS TRABAJAN AL DÍA

Por otro lado, el presidente de Canarias expuso que en los trabajos para atajar este fuego, que sigue teniendo zonas fuera de control, hay unas 600 personas, que sumadas a las aproximadamente 400 que lo hacen durante la noche, alcanzan las más de 1.000 personas diarias que luchan en la extinción del incendio.

Asimismo hay 14 medios aéreos en el trabajo de descarga de agua, en concreto, cuatro hidroaviones, un avión y nueve helicópteros, a los que se sumarán este martes dos kamov y dos extractor --de Castilla La Mancha--.

Torres también se refirió a las aproximadamente 9.000 personas que han tenido que ser desalojadas pertenecientes a ocho municipios, tales como son Moya, Valleseco, Firgas, Guía, Gáldar, Agaete y Tejeda, San Mateo, de los que 546 están en albergues y se prevé que este lunes no vuelvan a sus viviendas, ya que hay que "preservar la seguridad".

Añadió que si el fuego avanza, habría zonas de La Aldea y Mogán que podrían ser desalojados.

Torres también se refirió al confinamiento de vecinos del casco de Artenara, para exponer que al ir desalojando barrios y estar cerradas carreteras de la zona se consideró que era "más arriesgado" la evacuación que el confinamiento en el local social del municipio.

Finalmente, se apuntó que hay 20 carreteras cortadas, de tal forma que los accesos a la cumbre solo se permite para la extinción del incendio.

Torres agradeció todas las muestras de solidaridad que está recibiendo Canarias, incluido el ofrecimiento del Gobierno de Madeira.

Para leer más