Publicado 02/03/2021 14:21CET

El Monasterio de la Valldigna (Valencia) recupera este sábado la música de las tres culturas medievales

Los músicos de Urueña
Los músicos de Urueña - CIMM VALLDIGNA

VALENCIA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Monasterio de la Valldigna abre sus puertas el próximo sábado, 6 de marzo, para recibir a Los músicos de Urueña, en un concierto que supone una cita con la música de las tres culturas que conformaron el abanico cultural medieval.

El espectáculo comenzará a las 19.30 horas. La entrada es gratuita hasta completar el aforo, pero se debe llamar previamente para reservar plaza debido a la restricción de aforo, según ha explicado el Centro Internacional de Música Medieval en un comunicado.

Bajo el título 'Las gentes del Libro', Luis Delgado, César Carazo y Jaime Muñoz llevarán al público a disfrutar en este encuentro de las músicas de las tres culturas que compartieron espacio, tiempo e instrumentos "desde el respeto hacia otras culturas ajenas a la propia, enriqueciéndolas y diversificándolas".

Entre este repertorio habitan las canciones sefardíes recogidas en la tradición Mediterránea, las canciones de trovadores y troveros, la música Andalusí-Magrebí, las Cantigas de Alfonso X el Sabio o el Romancero hispano.

Para hacer posible el repertorio, se ha llevado a cabo una extensa labor de investigación de manuscritos de la época, además de la tradición oral como medio para hacer llegar al público de hoy composiciones con varios siglos de antigüedad.

En la selección de los instrumentos, Los músicos de Urueña "aplican el máximo rigor" para buscar el timbre más aproximado desde las fuentes de información, que parten de las representaciones iconográficas de Alfonso X El Sabio y de los pórticos de la época con los que se consiguen rescatar para este directo cítolas, laudes, sinfonías, violas de brazo, gaitas, o adufes, entre otros instrumentos.

LAS MÚSICAS DE LAS TRES CULTURAS

Aunque existen numerosas fases de encuentros y desencuentros en la dilatada historia de la convivencia medieval en España, la sociedad se desarrolla entre judíos, musulmanes y cristianos.

En muchos pueblos y ciudades de la península, la llamada a la oración del almuédano desde su alminar dejaba paso al tañer de los campanarios cristianos, en unas calles en las que los sefardíes celebraban su fiesta de Purim.

Se trata de un periodo de nuestra tradición protagonizado y compartido por tres religiones, que frecuentemente es tomado por historiadores y sociólogos como ejemplo de convivencia.