Barcelona Oberta pide la creación de un consorcio para promocionar la ciudad

Barcelona Oberta pide la creación de un consorcio para promocionar la ciudad
EUROPA PRESS
Publicado 28/11/2018 14:30:20CET

El 'top manta', la turismofobia y el conflicto de las terrazas, los temas que más preocupan a los comerciantes

BARCELONA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La unión de ejes comerciales turísticos Barcelona Oberta ha pedido encarar el futuro de Barcelona con ilusión y ambición, a partir de la creación de un consorcio que se dedique a la promoción de la ciudad para luchar contra los problemas que consideran que impiden que Barcelona sea atractiva: el 'top manta', la turismofobia y el conflicto de las terrazas.

En el IV Summit de la entidad, organizado este miércoles, el presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, ha explicado que con la jornada buscan recuperar las ganas de trabajar por Barcelona, y ha pedido a los políticos que sean capaces de liderar una buena relación entre el sector público y privado, así como que escuchen a los comerciantes: "Los empresarios somos parte de la solución y no del problema".

En el primer debate celebrado, el director del Grup Iglesias, Juan Carlos Iglesias, ha pedido a los concejales que se dejen de ideologías "que no hacen ningún bien a la ciudad", mientras que el presidente de Barcelona Global, Pau Guardans, ha apuntado que la sociedad civil debe abordar los retos porque el Gobierno municipal, considera, no lo está haciendo.

El portavoz de la plataforma Afectados por el Top Manta, Fermín Villar, ha pedido una vez más que la administración sancione la venta ilegal en la vía pública, y el representante del Gremi d'Hotelers de Barcelona, Eduard Torres, ha llamado a combatir la desconfianza entre el sector público y privado.

La directora general del Grup Julià, Marian Muro, ha pedido al Consistorio que cree un observatorio del comercio, idea que también se refleja en el manifiesto que ha leído Barcelona Oberta durante la jornada --sobre la creación de un consorcio--, para así dotar de información a los comerciantes para que puedan tomar mejores decisiones.

El exconcejal del Ayuntamiento de Barcelona, Enric Truño, ha atribuido una mala gestión del comercio por parte de Ada Colau al hecho de gobernar con solo 11 concejales, mientras que el presidente de Axel Hotels, Juan Julià, ha pedido que se de más cabida al turismo: "Es importante cuidarlo dado que trae nuevas formas de pensar y rompe la ignorancia".

En un segundo debate que ha tenido la proyección cultural como eje vertebrador, el novelista Miquel Molina ha lamentado una "decadencia de la expresión cultural de Barcelona en el mundo" y que no se exijan más políticas culturales, mientras que el periodista Xavier Bru ha lamentado una regresión en materia cultural en la ciudad y una falta de ambición que desaprovecha una ciudad creativa, ha indicado.

A pesar de las críticas, el concejal de Turismo, Comercio y Mercados de Barcelona, Agustí Colom, ha asegurado que Barcelona es reconocida mundialmente por llevar a cabo una buena gestión del turismo, pero ha aceptado que hay muchos retos y que jornadas como las de este miércoles ayudarán a afrontarlos.

Los políticos de Barcelona también han participado en la jornada y Alberto Fernández (PP) ha pedido que ante las problemáticas, el Gobierno pase de una "mala gesticulación a una buena gobernanza", mientras que Collboni (PSC), ha pedido que se piense en grande y se aprovechen las oportunidades que presenta Barcelona.

Trini Capdevila (ERC) ha pedido que el Ayuntamiento realice más actividades culturales para que la ciudad se proyecte en todo el mundo, y Carina Mejías (Cs) ha pedido que Barcelona se conciba como una gran área metropolitana donde todas las innovaciones tengan cabida, mientras que Xavier Trias ha apostado por un buen clima de colaboración entre los sectores económicos, sociales y políticos.

MÁS DE 2.000 COMERCIOS

Barcelona Oberta es una entidad formada por más de 2.000 comercios y ejes comerciales de Barcelona que tienen una estructura organizativa profesionalizada y que comparten una visión del papel económico y social del retail.

Sus objetivos son conseguir una ciudad abierta al mundo, abierta a las necesidades de la gente --adaptando los horarios comerciales a la realidad de las personas que viven y visitan Barcelona--, abierta a los barrios a partir de la descentralización del turismo y que garantice una profesionalización en la gestión de los ejes.

Contador