Transportes garantiza la estabilidad laboral en Enaire y se compromete en avanzar en la firma del convenio colectivo

Archivo - Interior de la torre de control del Aeropuerto de Barcelona-El Prat
Archivo - Interior de la torre de control del Aeropuerto de Barcelona-El Prat - ENAIRE - Archivo
Actualizado: martes, 14 febrero 2023 15:09

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) asegura que está comprometido con el futuro de Enaire y por ello se muestra dispuesto a garantizar la estabilidad de los empleos dando "continuidad de la actividad de la empresa y su crecimiento en el marco del Plan Estratégico aprobado".

El Mitma también se ha comprometido a avanzar en la firma del convenio colectivo "para dar certidumbre y seguridad a Enaire y que pueda seguir creciendo".

Responde así a algunos sindicatos que han mostrado su inquietud ante el nuevo proceso de liberalización de las torres de control anunciado la pasada semana ya que se temen que pueda afectar a la estabilidad laboral de los trabajadores de Enaire.

CCOO ha advertido de que va a estar "vigilante" ante cualquier movimiento que afecte a las plantillas actuales de estos centros y ha afirmado que "no dudará en llevar a cabo las medidas que sean necesarias para el caso que se vean afectadas las condiciones actuales".

Este lunes el ministerio dirigido por Raquel Sánchez mantuvo una reunión con sindicato de controladores USCA con el objetivo de explicarles los avances en el camino de la liberalización de los servicios de control aéreo de los (ATC) con la licitación de los servicios de las torres de siete aeropuertos.

La pasada semana el Ministerio de Transportes, anunció que había ha iniciado el proceso de participación pública del proyecto de la Orden Ministerial (OM) para avanzar en la liberalización de la gestión del servicio de control aéreo en varios aeropuertos españoles. El Mitma habilitó un plazo de 20 días hábiles para que los ciudadanos, organizaciones y resto de agentes sociales presentaran alegaciones y comentarios al texto con el que se buscaba continuar con la apertura del servicio de control aéreo a proveedores privados.

Según explica el Mitma a Europa Press el objetivo de la orden ministerial era avanzar en el camino de la liberalización de los servicios de control aéreo de los aeródromos (ATC) con la licitación de los servicios de las torres de siete aeropuertos.

El proceso se prevé "largo" y la vocación del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana es hacerlo "de la mano del sector, de Enaire y de los controladores". La orden, que está en audiencia pública, analizará todas las alegaciones y reivindicaciones que se presenten de cara a la elaboración de la resolución final.

Según el Mitma, se trabajará en un modelo para que sea "el mejor, más justo y eficiente, siempre escuchando al sector y priorizando la eficiencia, la seguridad, la transparencia y la calidad en el empleo".

Según el ministerio la clave es "mantener la calidad y estabilidad del servicio y del empleo, evitando tensiones e inestabilidad". En este sentido, Aena dispone de un periodo de 18 meses para iniciar el proceso de selección de los nuevos proveedores por lo que las licitaciones no se publicarán hasta 2024. Luego hay un plazo de dos o tres años hasta que el nuevo proveedor empieza a dar el servicio.

El ministerio asegura que el Gobierno tiene un compromiso en la máxima eficiencia en el uso de recursos públicos. "Se ha decidido avanzar en el proceso de liberalización de las torres para ahondar en un sistema dinámico, transparente, eficiente y competitivo que ayude a mejorar el servicio, que ya cuenta con unos elevados niveles de calidad y seguridad en todas las torres", explican desde el ministerio.

En este punto reiteran que la seguridad está "plenamente garantizada" porque las nuevas empresas que presten este servicio estarán certificadas, según los requisitos establecidos en los Reglamentos europeos y que han sido recogidos en el Real Decreto por el que se regula el procedimiento de certificación de proveedores civiles de servicios de navegación aérea, aprobado el 23 de julio.

Es decir, sólo podrán prestar el servicio de control de torre las empresas que estén certificadas por la Agencia de Seguridad Española u otro supervisor de la Unión Europea.

COMPROMETIDO CON EL FUTURO DE ENAIRE.

El Ministerio asegura que está comprometido con el futuro de Enaire y del empleo público. "Se garantiza la estabilidad de todos los empleos, la continuidad de la actividad de la empresa y su crecimiento en el marco del Plan Estratégico aprobado", insisten desde el ministerio.

En este punto aclara que Enaire continuará prestando en exclusiva los servicios de control aéreo de ruta y de aproximación, que representan más del 80% de su actividad, y servicios de aeródromo en Madrid, Barcelona, Melilla y todos aquellos en los que conviven servicios de aeródromo y aproximación, ya que, en esos casos, la liberalización no supondría eficiencias.

Los servicios de tránsito aéreo (ATS) comprenden el control y supervisión de los movimientos de aeronaves mientras están en ruta (servicios en ruta), cuando se aproximan a los aeropuertos (servicios de aproximación) y cuando están en el aeropuerto (servicios de aeródromo, ATC).

De los 21 aeródromos cuyos servicios no han sido liberalizados, en 11 se prestan conjuntamente servicios de aeródromo y aproximación, y como la Ley 9/2010 excluye explícitamente el control de aproximación de la reforma, "ahí no pueden liberalizarse", según explica el Mitma.

CCOO RECHAZA LA PRIVATIZACIÓN.

Comisiones Obreras ha rechazado este martes el nuevo proceso de liberalización de las torres de control en siete aeropuertos españoles: Tenerife Sur, Tenerife Norte, Málaga, Gran Canaria, Bilbao, Santiago y Palma de Mallorca. "Es un despropósito tan preocupante", ha criticado en un comunicado.

Además, el sindicato ha mostrado su preocupación porque "parece que la tendencia es ir a mayores y acabar con Enaire tal y como la conocemos hoy".

También les preocupa "la intranquilidad que ha generado en muchas personas trabajadoras del primer convenio de Enaire". "Esta noticia se puede ver como un futuro incierto por este aumento privatizador, preguntándose, que podrá afectar a su estabilidad laboral", según CCOO.

Aún así, ha reconocido que es "pronto" para conocer detalles de lo que supondrá esta operación y espera que "el gobierno sea sensato y ponga freno a esta barbaridad".

Sin embargo, CCOO ha advertido de que va a estar "vigilante" ante cualquier movimiento que afecte a las plantillas actuales de estos centros y ha afirmado que "no dudará en llevar a cabo las medidas que sean necesarias para el caso que se vean afectadas las condiciones actuales".

"Si el gobierno no es sensato, esperemos que los gestores de Enaire lo sean y sepan que CCOO no va a permitir medidas traumáticas con las personas trabajadoras afectadas", ha sentenciado en el comunicado.

Leer más acerca de: