Publicado 30/07/2021 14:13CET

Iberia perdió 337 millones de euros hasta junio frente a los 'números rojos' de más de 1.440 millones de British

Archivo - Varios aviones de Iberia aparcados en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas
Archivo - Varios aviones de Iberia aparcados en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas - Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

   MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Iberia, aerolínea integrada en el grupo IAG, registró unas pérdidas de 337 millones de euros en el primer semestre del año, frente a unos números rojos de 359 millones de euros registrados en el mismo periodo del año pasado.

   Por lo que se refiere a los ingresos, estos alcanzaron los 929 millones, frente a los 1.373 millones contabilizados en el mismo periodo de un año antes debido sobre todo por el parón provocado por la pandemia del Covid-19.

   De su lado, British Airways registró unas pérdidas de 1.445 millones de euros antes de partidas excepcionales, frente a unas pérdidas de 1.094 millones de euros registrados en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos de la aerolínea se situaron en 1.060 millones de euros frente a los 3.223 millones de euros de un año antes.

    En el caso de Vueling, la pérdida contable fue de 204 millones de euros con respecto al primer semestre de 2020 cuando se registraron unas pérdidas de 268 millones de euros. En lo referido a los ingresos, se situaron en 196 millones, frente a los 313 millones del primer semestre del pasado año.

   Por lo que se refiere a Aer Lingus, las pérdidas se situaron en 199 millones de euros, frente unas pérdidas de 189 millones de euros. La facturación alcanzó los 65 millones de euros, cifra muy inferior a los 377 millones registrados en el mismo periodo del año anterior.

   El 'holding' IAG, que engloba Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus, registró unas pérdidas después de impuestos y partidas excepcionales de 2.048 millones de euros en el primer semestre de este año, frente a las pérdidas de 3.813 millones registradas de un año antes, debido a las restricciones de viajes derivadas por la crisis sanitaria del Covid-19.

   Los planes de capacidad de transporte de pasajeros actuales para el tercer trimestre para el holding aéreo son alrededor del 45% de la capacidad de 2019, "pero siguen siendo inciertos y estando sujetos a revisión". El Grupo calcula que se necesitará al menos hasta 2023 para que la demanda de pasajeros recupere los niveles de 2019.

   El consejero delegado de IAG, Luis Gallego, destacó especialmente en la presentación de los resultados semestrales los buenos resultados de Iberia y Vueling.

   "En el segundo trimestre, ambas compañías registraron los mejores rendimientos dentro del Grupo, fruto de las menores restricciones de viaje en algunos países de América Latina y la recuperación del mercado doméstico español", explicó el directivo.

   Durante el semestre, el Grupo también formalizó una línea de crédito renovable garantizada con un consorcio de bancos por importe de 1.755 millones de dólares (1.476 millones de euros) disponible durante tres años más dos ampliaciones consecutivas de un año, a discreción de las entidades.

   La línea de crédito está a disposición de Aer Lingus, British Airways e Iberia y cada una de ellas tiene su propio límite de crédito dentro de la línea general. A 30 de junio, no se habían realizado disposiciones de esta línea de crédito.

CAPACIDADES DE LAS AEROLÍNEAS.

   Durante los seis primeros meses de 2021, la capacidad de IAG, medida en asientos-kilómetro ofertados o AKO, cayó un 52,5% frente a 2020 y un 79,2% frente a 2019, registrándose descensos en todas las regiones a causa de la pandemia de Covid-19.

   La capacidad sigue viéndose afectada considerablemente por las restricciones a los viajes decretadas por los gobiernos nacionales en respuesta a la pandemia de COVID-19 y las nuevas variantes del virus.

   Durante el primer trimestre, la capacidad de British Airways se vio afectada negativamente por el confinamiento impuesto en todo el Reino Unido a principios de enero y la prohibición de los viajes internacionales. Se operaron rutas de largo radio fundamentalmente para el transporte de carga, con varios vuelos diarios a ciudades estadounidenses.

   Las operaciones de corto radio se vieron gravemente limitadas por las restricciones, pero se ofrecieron servicios regulares para conectar las principales ciudades que registraron una demanda sostenida de viajes de negocios.

   Las operaciones de largo radio de Iberia se centraron en las rutas a Latinoamérica y el Caribe (LACAR) y se beneficiaron de los viajes para visitar a amigos y familiares durante el periodo de Navidad y Año Nuevo y en las fechas previas a la Semana Santa, aunque las restricciones introducidas en la UE en respuesta a la identificación de la variante brasileña del COVID-19 afectaron negativamente a los volúmenes de pasajeros.

   Las operaciones de Vueling se centraron en los mercados domésticos y en conectar la península ibérica con las islas Canarias y Baleares. La capacidad de Aer Lingus continuó estando determinada por las necesidades de carga, con vuelos operando regularmente a Nueva York, JFK, Chicago y Boston con coeficientes de ocupación de pasajeros muy bajos.

   Las operaciones de largo radio de LEVEL desde Barcelona estuvieron muy limitadas y sólo se ofrecieron vuelos regulares a Buenos Aires en el primer trimestre.

   Durante el segundo trimestre, la capacidad de British Airways se vio afectada negativamente por las restricciones a los viajes impuestas por el gobierno británico y la reintroducción del sistema de semáforo para los viajes. El carácter restringido de la lista "verde" limitó duramente la recuperación de la capacidad prevista en relación con el levantamiento de las restricciones a los desplazamientos.

   Las restricciones introducidas por otros gobiernos en cuanto a viajes desde el Reino Unido en respuesta a la variante delta del COVID-19 también contribuyeron a la baja capacidad. Las operaciones de largo radio de Iberia siguen centrándose en la región donde las rutas a Colombia y Ecuador están beneficiándose del tráfico de visitas a amigos y familiares. Las rutas de corto radio se beneficiaron de unos mayores niveles de tráfico de conexión durante el trimestre.

   Las operaciones de Vueling durante el trimestre se beneficiaron del levantamiento del estado de alarma por parte del gobierno español el 9 de mayo de 2021 y de las restricciones a los viajes que este conllevaba. Las rutas domésticas entre la Península Ibérica y las islas Canarias y Baleares evolucionaron favorablemente.

   La capacidad de Aer Lingus siguió estando gravemente limitada por las severas restricciones instauradas por el gobierno irlandés con coeficientes de ocupación de pasajeros de un 20% de promedio. Las operaciones siguen estando determinadas por las necesidades de carga y se operaron vuelos regularmente a Nueva York, Chicago y Boston. LEVEL mantuvo sus operaciones regulares a Buenos Aires y a finales del trimestre retomó los vuelos a San Francisco.

   El mercado bursátil no ha acogido bien estos resultados y a media mañana las acciones de IAG caían más de un 7% desde los 2,13 euros con los que cerró en la jornada del jueves hasta los 1,97 euros al mediodía de este viernes.

Para leer más