Actualizado 11/12/2017 20:08 CET

Iberia volverá al crecimiento "agresivo" con un 8% más de capacidad anual a partir de 2018

IBERIA
IBERIA

Gallego, abierto a mejoras salariales ligadas a la productividad

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Iberia volverá en el año 2018 a la senda de crecimiento "agresivo" prevista hace dos años, con un aumento del 8% de capacidad anual, desde el 4% anterior, con las nuevas rutas a San Francisco y Managua, el incremento de frecuencias a Tokio y el refuerzo en América Latina.

En concreto, reforzará sus vuelos a Tokio --ruta que está funcionando mejor que Sanghái-- con dos frecuencias más a partir del próximo invierno, así como su oferta en las conexiones a Buenos Aires, Santiago de Chile, Guatemala, Río de Janeiro y Bogotá.

La aerolínea rebajó en 2016 sus perspectivas de crecimiento desde el 7% al 4%, dentro de su plan de futuro, ante el "exceso de capacidad en algunos de los principales mercados", y el consecuente deterioro del margen de beneficio.

"Vamos a volver a la senda de crecimiento prevista hace dos años, que es muy agresiva, lo que va a costar porque un 8% es mucho y hay que tener en cuenta que el retorno del capital sigue en el 12% cuando el grupo lo ha fijado en el 15%", ha afirmado el presidente de Iberia, Luis Gallego.

Gallego, que mantuvo hoy un encuentro con periodistas, ha reconocido que el incremento de la oferta contemplado en su plan estratégico a tres años está más enfocado a mercados donde ya opera, como México o Argentina, aunque no descarta lanzar nuevas rutas, siempre "siendo muy selectivos".

RETOS PARA 2018.

Entre los retos de cara a 2018, recordó que la aerolínea recibirá los dos primeros A350-900, todavía sin rutas asignadas, y los dos primeros A320neo, aeronaves más caras en mantenimiento, pero que resultan más eficientes en consumo de combustible y gestión de flota.

No obstante, Gallego ha advertido que la subida del combustible, con un repunte de más del 40% en los últimos meses, podría afectar a la cuenta de resultados y al crecimiento de la compañía si se dispara por encima de los previsto y de sus coberturas. Una partida, que junto a la de costes laborales y flota, son las de mayor gasto.

En 2018 Iberia iniciará la negociación colectiva con pilotos y personal de tierra, dos de los tres colectivos que ya han denunciado sus respectivos convenios, salvo los tripulantes de cabina (TCP). El objetivo es alcanzar "acuerdos razonables", que permitan seguir compitiendo, con un escenario de mejoras salariales ligadas a la productividad para alcanzar el crecimiento del 8%.

"Entendiendo que todos los trabajadores han hecho un esfuerzo extraordinario, buscaremos un acuerdo de equilibrio que permita la mejora salarial sin deteriorar el crecimiento de la compañía", ha zanjado.

Para leer más