Publicado 06/06/2018 20:00CET

Lufthansa reduce un 4,5% el consumo de combustible por cada 100 kilómetros en un año

Aviones de Lufthansa
LUFTHANSA

BERLÍN, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Lufthansa ha reducido un 4,5% el consumo de combustible por pasajero durante el año 2017, con un ahorro de 64.400 toneladas de emisiones de CO2, lo que le ha supuesto un efecto económico positivo que asciende a los 7,7 millones de euros.

Así, en 2017 un avión de la flota requería una media 3,68 litros de queroseno para transportar a un pasajero 100 kilómetros, mientras que en 2016 eran necesarios 3,85 litros.

La cantidad de queroseno ahorrado ha sido de 25,5 millones de litros, el equivalente a lo consumido por 250 vuelos de ida y vuelta en la ruta Munich-Nueva York con el A350-900. El efecto económico de esta reducción ronda los 7,7 millones de euros.

Además, los expertos en combustible del grupo Lufthansa han creado 34 proyectos de ahorro de combustible en 2017, consiguiendo una reducción de las emisiones del CO2 de alrededor de 64.400 toneladas.

Asimismo, en 2017 el grupo encargó 29 nuevos aviones, entres las que se encuentran modelos de alta eficiencia como A350-900, A320neo y Bombardier C Series. En total, Lufthansa ha encargado 190 aviones desde 2015 y se espera que sean entregados para 2025.

Para leer más