Publicado 14/03/2014 11:51CET

El presidente de Turkish Airlines apuesta por Santiago y critica las ayudas públicas que crean "dependencia"

Turkish Airlines explicando el vuelo Santiago-Estambul
EUROPA PRESS

La aerolínea transportó desde mayo más de 27.000 pasajeros desde Lavacolla

ESTAMBUL (TURQUÍA), 14 Mar. (De la enviada especial de EUROPA PRESS Alicia Rey) -

El presidente y CEO de Turkish Airlines, Temel Kotil, mantiene desde la compañía la apuesta por el mantenimiento de la ruta entre Santiago de Compostela y Estambul --iniciada hace menos de un año-- al tiempo que critica las ayudas públicas a las aerolíneas, que crean "dependencia".

En un encuentro con medios de comunicación españoles en Estambul, Temel Kotil ha admitido que las compañías aéreas necesitan del "apoyo del gobierno" para salir adelante, aunque ha limitado este apoyo a cuestiones de legislación, tasas e infraestructuras.

Sin embargo, las ayudas públicas y el control desde las administraciones de las compañías son, para el máximo responsable de Turkish Airlines, algo "negativo". "La protección de un estado te ayuda, pero también te mata", ha sentenciado Temel Kotil.

En contraposición, Kotil considera que las compañías aéreas deben ser "independientes" de estas ayudas y "mirar hacia adelante", centrándose en su propia estrategia en cuestión de destinos. En el caso de Turkish, ha apuntado, tienen claro que "el dinero no viene de los gobiernos, viene de los pasajeros, ellos son los verdaderos jefes".

Para Temel Kotil, el guiar la estrategia de una compañía aérea en base a las preferencias de un gobierno que proporciona fondos crea desajustes. En concreto, Kotil ha puesto como ejemplo la línea que Turkish Airlines opera en Mogadiscio, que se encuentra funcionando "muy bien".

"Si a un gobierno que te da fondos le dices que quieres iniciar una ruta con Mogadiscio te dirá 'estás loco'", ha explicado Kotil, quien, sin embargo, ha hecho hincapié en el buen resultado de esta conexión gracias a los emigrantes somalíes que regresan con divisas a su país.

ESPAÑA, UN "GRAN MERCADO".

Para Temel Kotil, España continúa constituyendo un "gran mercado" para Turkish Airlines, tanto en sus enlaces con Estambul como en relación a las conexiones que la compañía oferta desde la ciudad turca con más de 60 países.

De hecho, aunque la previsión no pasa por abrir nuevas rutas, Turkish Airlines continúa apostando por los seis destinos que mantiene activos en España e incluso plantea un posible incremento en la capacidad de alguna línea.

En el caso de Santiago de Compostela, Kotil ha explicado que la posibilidad de enlazar ciudades secundarias y periféricas con núcleos como Estambul obedece a la estrategia de la compañía para favorecer la conectividad de los habitantes y facilitar el intercambio comercial.

MÁS CONEXIONES CON ÁFRICA Y ASIA

Para Temel Kotil, el futuro de las compañías aéreas pasa por las conexiones con Asia, ya en clara expansión, y África, para donde espera un incremento importante en las próximas dos décadas. Además del tráfico de personas, el presidente de Turkish hace hincapié en la posibilidad de transporte de mercancías.

Turkish Airlines obtuvo en 2013 unos beneficios operativos de 410 millones de euros, lo que supone un aumento del 9 por ciento con respecto al año anterior. Además, la aerolínea obtuvo beneficios netos de 226 millones de euros y un aumento de ventas del 27 por ciento con respecto a 2013. Para su presidente, la expansión de la compañía, aun a pesar de la crisis, se explica dentro de su estrategia, centrada "en el cliente". "Escuchamos a los clientes y pensamos en lo que necesitan", señala.

A nivel internacional, Turkish Airlines trasladó a 48,3 millones de pasajeros en 2013, lo que supone un incremento del 23,6 por ciento. En España, la aerolínea trabajó con más de 807.000 pasajeros, lo que supuso un incremento del 37 por ciento con respecto al año anterior.

Por rutas, el enlace entre Barcelona y Estambul ha crecido un 10,8 por ciento, hasta los 277.974 pasajeros en 2013; Bilbao ha aumentado un 48 por ciento los pasajeros, hasta los 31.592; Madrid ha crecido un 35,7 por ciento, hasta los 234.160; Málaga un 65 por ciento, hasta los 75.570; y Valencia un 42,6 por ciento, hasta los 63.000 pasajeros.

En el caso del enlace entre Santiago de Compostela y Estambul, la compañía se siente satisfecha con su evolución y prevé mantenerlo como está, con una frecuencia diaria. Desde su puesta en marcha, en mayo de 2013, ha trasladado a 27.816 personas.