Actualizado 19/11/2012 20:37

SAS cierra acuerdos con ocho sindicatos para poner en marcha su nuevo plan de ajuste

Avión de SAS
EUROPA PRESS

COPENHAGUE, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La dirección de SAS ha logrado cerrar acuerdos con ocho sindicatos para poner en marcha su nuevo plan de ajuste, denominado '4Excellence', con el que pretende ahorrar 3.000 millones de coronas suecas (350 millones de euros) y que podría afectar a unos 800 empleos.

Según indicó el grupo escandinavo, confía en cerrar un acuerdo con el sindicato de pilotos en los próximos días. Este colectivo someterá a asamblea el acuerdo, que está sujeto a la aprobación por un tercio de sus miembros.

SAS fijó este lunes un primer plazo, con el fin de garantizar la superviviencia del grupo y evitar la bancarrota.

El grupo aéreo, propiedad de los Gobiernos de Suecia, Dinamarca y Noruega, había anunciado que llegaría a un acuerdo con los sindicatos antes del domingo en materia de salarios, jornada laboral y pensiones, pero las conversaciones que se iniciaron el pasado jueves.

El nuevo plan estratégico, '4Excellence', está centrado en cuatro áreas de trabajo y cuatro objetivos clave: Excelencia Comercial, Excelencia en Ventas, Excelencia Operativa y Excelencia Humana, ante la necesidad de realizar importantes mejoras en eficiencia con el fin de asegurar su competitividad a largo plazo.

El objetivo es reducir sus costes unitarios entre un 3% y un 5% anual hasta 2015, con el desarrollo de un plan de mejora en productividad y el cambio de su modelo de ventas.

El programa incluye además la enajenación de activos no estratégicos para reducir en el futuro la dependencia de la compañía de la financiación de terceros.

ACUERDO CON SUS ACCIONISTAS.

SAS también informó de que de que ha llegado a un acuerdo con sus principales accionistas para ampliar su línea de crédito pasando de los 3.100 millones de coronas suecas (360 millones de euros) iniciales, a los 3.500 millones de coronas suecas (407 millones de euros) hasta el 31 de marzo de 2015.

No obstante, la disponibilidad de este crédito está sujeta a las aprobaciones parlamentarias correspondientes en Suecia, Dinamarca y Noruega.