Aena fija en el 80% su 'pay out' con su nuevo plan 2018-2021 y se expandirá con socios privados

Actualizado 01/06/2018 17:40:04 CET
Junta general de accionistas de Aena de 2018
AENA - Archivo

Las sociedades que se creen para el desarrollo inmobiliario e internacional podrán dotarse de recursos propios

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El consejo de administración de Aena ha aprobado hoy su política de retribución al accionista para los próximos años, en el marco de su nuevo Plan Estratégico 2018-2021, consistente en la distribución de un dividendo equivalente al 80% del beneficio neto, excluyendo partidas extraordinarias, que será aplicable a los ejercicios 2018, 2019 y 2020, con lo que se mantiene la retribución realizada en el último ejercicio fiscal.

No obstante, podría modificarse si concurrieran "circunstancias excepcionales", según ha comunicado el gestor de la red de aeropuertos españoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el marco de su plan estratégico que contempla su expansión internacional.

Con la definición del 'pay out' (porcentaje del beneficio que se destina a remunerar a los inversores) en el marco del citado plan estratégico se despeja la incógnita sobre la remuneración al accionista en los próximos tres ejercicios una vez que en 2017 ya lo elevara de forma puntual, tras ganar 1.232 millones de euros.

El pasado 19 de abril, Aena abonó un dividendo de 6,5 euros brutos por acción con cargo a 2017, retribución a la que destinó 975 millones de euros, lo que supone un incremento de casi el 70% frente al abonado el pasado año y el 80% del beneficio neto, frente al 'pay out' del 50% del beneficio establecido inicialmente.

La compañía que preside Jaime García-Legaz fijó su política de dividendos en el 50% del beneficio neto pero con el dividendo aprobado para su ejercicio 2017, casi triplicó la retribución de su primer año en Bolsa.

El Estado como máximo accionista del gestor de los aeropuertos españoles --a través de ENAIRE con el 51%-- será uno de los principales beneficiarios, al que le siguen el fondo británico TCI (8,29%), la entidad británica HSBC (5,249%) y Deutsche Bank (4,39%).

La privatización del 49% de Aena para su salida a Bolsa en 2015 y los dividendos percibidos desde entonces como máximo accionista han supuesto una inyección de más de 5.400 millones de euros para el Estado. En 2017, las arcas públicas se embolsaron 497 millones de euros a cuenta del beneficio, 200 millones más que el año anterior.

PLAN 2018-2021: 10 LÍNEAS DE ACCIÓN.

El nuevo Plan Estratégico 2018-2021, que Aena prevé presentar próximamente a analistas e inversores, contempla 10 líneas de acción.

Entre ellas, destacan sobre todo la expansión internacional "a medio y largo plazo" a través de una "estructura societaria" con participación de socios privados, con el objetivo de "capturar oportunidades clave" frente a competidores globales; así como potenciar alianzas estables con socios de referencia y crecer en nuevos mercados, además del desarrollo inmobiliario de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, ya anunciados.

Asimismo, contempla un aumento de los recursos humanos en los dos primeros años del plan, 2018 y 2019, para cubrir los perfiles necesarios y afrontar los nuevos retos y el incremento de actividad derivados del aumento de la demanda del tráfico aéreo y cumpliendo las exigencias de seguridad y del DORA. En los años siguientes, existe la posibilidad de incorporar nuevos efectivos, sujeto a un análisis posterior que soporte dichas necesidades.

Además, se establece mantener la disciplina en el control de costes y consolidar la posición financiera (no excediendo del coste unitario regulado 2,63 euros/ATU (Air Traffic Unit) fijado en el DORA.

Las grandes líneas generales del Plan Estratégico 2018-2021 son la ampliación de capacidad; los procesos de calidad del servicio; el desarrollo de soluciones digitales; la minimización de la huella ambiental; la oferta inmobiliaria; la optimización de espacios comerciales; la atracción de tráfico internacional; la expansión internacional y la definición de un plan de asignación de recursos.

EXPANSIÓN INTERNACIONAL.

En el capítulo de la expansión internacional, los planes pasan por la consolidación/ampliación de activos ya operados en el extranjero a través de Aena Internacional como Luton, México, Cartagena y Cali. El gestor aeroportuario ya cuenta con presencia en 15 aeropuertos internacionales.

A medio y plazo, periodo que no concreta, prevé la adquisición estratégica de activos internacionales de alto potencial a través de estructuras societarias en las que participen socios privados.

Con ello, se buscará fortalecer la posición de Aena como líder global, limitando "su exposición al ciclo económico" y capturando oportunidades frente a competidores globales, con un "esfuerzo inversor moderado".

Según este modelo de negocio, se contempla la participación de forma independiente de la actividad de Aena, a través del 'holding' Aena Internacional, mediante la creación o adquisición de sociedades vehículo independientes, como ya se barajaba, para cada proyecto.

De esta forma se facilitará su expansión ante la rigidez del marco regulatorio para realizar adquisiciones mayoritarias por la participación del Estado, que tendría que ser aprobada por el consejo de administración.

Asimismo, se potenciarán alianzas estables con socios de referencia "de perfil preferentemente financiero" para acometer oportunidades individuales o por regiones. A través de ellas, se adquirirán las participaciones en activos aeroportuarios internacionales.

DESARROLLO INMOBILIARIO.

En lo que se refiere al desarrollo inmobiliario, a través de la filial Aena Inmobiliaria, la compañía participará activamente en la promoción de los futuros de desarrollos de los aeropuertos identificando a socios potenciales por tipo de activo y establecerá "un procedimiento transparente de selección", que maximice el valor generado para Aena y que minore los riesgos.

Finalmente, las sociedades que se creen para el desarrollo de la actividad inmobiliaria y el desarrollo internacional podrán dotarse de sus recursos propios.