23 de febrero de 2020
 

Aprocta, satisfecha tras la sentencia que declara improcedente el despido de dos controladores en Fuerteventura

Actualizado 16/05/2018 11:27:18 CET
Controladores de ENAIRE
CEDIDA - Archivo

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) ha mostrado su satisfacción tras el fallo de la sentencia judicial en la que se declara "improcedente el despido de dos controladores de la plantilla del proveedor privado de servicios navegación aérea SAERCO (Dirección de Servicios Aeronáuticos, Control y Navegación S.L.)" en la torre de control del aeropuerto de Fuerteventura en enero de 2017.

Todo ello, después de que el 21 de noviembre de 2016, el último tráfico de salida previsto antes del cierre operativo del aeropuerto de Fuerteventura tuvo que permanecer en tierra después de "sufrir una demora y no haberse puesto en marcha el preceptivo procedimiento para prolongar el horario operativo del aeródromo".

Esto motivó que los controladores aéreos no pudieron autorizar la salida de la aeronave, ajustándose a la normativa vigente que contribuye a garantizar el desarrollo seguro de las operaciones aéreas, según informó Aprocta en nota de prensa.

Al respecto, indicó que el colectivo ha defendido "en todo momento, y en línea con lo expresado en el informe del perito judicial, que ambos controladores aéreos actuaron con profesionalidad, procediendo de forma íntegra, sin ceder a las presiones ejercidas desde el aeropuerto para que autorizasen la marcha de la aeronave".

Por ello, desde Aprocta se ha lamentado la actuación de la empresa SAERCO que, además "de poner en cuestión el buen hacer" de sus controladores aéreos, ha mostrado "una falta de consideración" hacia los procedimientos y estándares operativos que constituyen la base de la seguridad en el transporte aéreo.

En este sentido, desde Aprocta subrayan que el transporte y la navegación aérea "constituyen un entorno de alta complejidad, en el que múltiples profesionales se ven involucrados para preservar el alto nivel de seguridad que los caracteriza". Por ello, inciden en que una "buena" formación, el diseño de un marco normativo y procedimental "adecuado" y el cumplimiento "riguroso" de éste, son "pilares básicos que contribuyen a garantizar el buen desarrollo de las operaciones aéreas".

Finalmente, también destacó el "papel desempeñado" por el perito judicial, miembro de su cuerpo de peritos, al entender que "ha contribuido a esclarecer la idoneidad "de las actuaciones de ambos profesionales a través de un informe técnico "pormenorizado en el que se detalla la sucesión de hechos acontecidos, desde un punto de vista profesional, así como su relación con el marco normativo y operativo".

Para leer más