Publicado 06/04/2022 18:00

El tráfico aéreo mundial alcanzó más del 50% del nivel prepandemia en febrero por el leve impacto de Ómicron

Archivo - Maletas del vuelo de los españoles repatriados a su llegada al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, en Madrid (España).
Archivo - Maletas del vuelo de los españoles repatriados a su llegada al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, en Madrid (España). - A. Pérez Meca - Europa Press - Archivo

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La demanda de viajes aéreos en febrero alcanzó un 54,5% con respecto al mismo mes de 2019, tras el reducido impacto de la variante Ómicron fuera de Asia y al ser todavía pronto para ver los efectos de la guerra en Ucrania, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

El mayor descenso continúa produciéndose en la demanda de pasajeros internacionales en febrero, que fue un 59,6% menos que el mismo periodo 2019, mientras que el tráfico aéreo nacional total estuvo un 21,8% por debajo de las cifras prepandemia.

El director general de IATA, Willie Walsh, ha destacado que la recuperación de los viajes aéreos está cobrando fuerza a medida que los gobiernos de muchas partes del mundo levantan las restricciones de viaje.

"Los estados que persisten en intentar bloquear la enfermedad, en lugar de controlarla, como hacemos con otras enfermedades, corren el riesgo de perderse los enormes beneficios económicos y sociales que traerá una restauración de la conectividad internacional", ha lamentado Walsh.

Por zonas, el tráfico internacional de febrero de las aerolíneas de Europa descendió un 41,7% en comparación con el mismo mes de 2021 y el factor de ocupación se situó en el 72,1%. Por parte de los operadores de Asia-Pacífico, su tráfico internacional cayó un 64,4% respecto a febrero de 2021, con un factor de ocupación del 62,9%.

Las aerolíneas de Oriente Medio registraron una bajada de demanda del 44,8% en febrero, por debajo de las aerolíneas norteamericanas y las latinoamericanas, cuyo tráfico internacional cayó un 20,3% y un 26,6% en febrero, respectivamente, las que menos cayeron.

En África, el tráfico de las aerolíneas se redujo un 50,6% en febrero con respecto a hace un año, con un factor de ocupación del 64,8%.

LA DEMANDA DE CARGA AÉREA CRECIÓ UN 11,9%

La demanda de carga aérea creció un 11,9% en febrero en comparación el mismo mes de 2019, lo que se traduce en el mayor incremento después del aumento del 20,6% experimentado en 2010.

Según IATA, aunque el conflicto en Ucrania ha repercutido en los resultados de la carga aérea, se vio compensado en parte por una confluencia de factores temporales que incluyen el Año Nuevo chino y la reducción de las restricciones de Ómicron fuera de Asia.

Para Walsh, la demanda de carga aérea continuó expandiéndose a pesar de los crecientes desafíos en el entorno comercial. Sin embargo, ha advertido de que los cambios relacionados con las sanciones en la actividad manufacturera y económica, el aumento de los precios del petróleo y la incertidumbre geopolítica afectarán el desempeño de la carga aérea.

Por regiones, las aerolíneas norteamericanas aumentaron un 24,2% la demanda de carga aérea internacional en 2021 en comparación con 2019. Las compañías aéreas de Oriente Medio registraron un crecimiento del 3,2%, mientras que la demanda de las aerolíneas europeas subió un 6,2%.

Además, las aerolíneas de Asia-Pacífico informaron de un aumento del 10,6%, mientras que las latinoamericanas contabilizaron el único descenso de todas las regiones, con un 0,9% menos.

Más información