Publicado 21/05/2020 14:34:17 +02:00CET

Adif incrementa un 40% sus 'números rojos' por el parón del transporte para contener la pandemia

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera
La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera - ADIF

La apertura a la competencia del AVE programada para diciembre se mantiene, pero podría verse afectada por la evolución de la crisis

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Adif y Adif Alta Velocidad registraron una pérdida conjunta de 90,6 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone incrementar en un 40% los 'números rojos' de un año antes, por el impacto ocasionado por el parón del transporte derivado de la crisis sanitaria.

La compañía pública promotora y gestora de la red ferroviaria asegura haberse visto "seriamente afectada" por la pandemia a pesar de que sólo tuvo efecto en los últimos quince días de marzo, desde que se decretó el estado de alarma y sus consiguientes restricciones a la movilidad.

Por ello, la firma que preside Isabel Pardo de Vera avanzó que el efecto de esta crisis en sus cuentas "será mucho mayor" en este segundo trimestre del ejercicio.

Por el momento, en los tres primeros meses, los ingresos de Adif y su filial AVE acotaron su caída al 4%, hasta sumar 298,63 millones de euros.

La principal fuente de ingresos de la compañía es el canon o peaje que cobra, por el momento sólo a Renfe, por el uso de las vías, las estaciones de tren y el resto de instalaciones ferroviarias.

Toda vez que Renfe tiene limitó al mínimo permitido su circulación de trenes desde el 14 de marzo, Adif ya saldó el trimestre con una caída del 3,60% en los ingresos por canon.

De esta forma, su beneficio bruto de explotación (Ebitda) se desplomó un 31%, hasta situarse en los 48,67 millones de euros.

MAYOR DESPLOME EN EL AVE.

Por tipo de infraestructuras, la red de Alta Velocidad que promueve Adif Alta Velocidad es la que registró un mayor impacto por la crisis y el parón del transporte, toda vez que se impuso especialmente en los tráficos interprovinciales.

En concreto, esta filial cerró marzo con una pérdida de 64,19 millones de euros, lo que implica incrementar en un 51% los 'números rojos' de un año antes.

Los ingresos cayeron un 5%, hasta los 138,5 millones, tras desplomarse en un 5,32% la recaudación por canon de utilización de vías y estaciones. El Ebitda, de su lado, disminuyó un 23%, hasta los 58,7 millones.

No obstante, Adif Alta Velocidad detalla que por lo que respecta a marzo, y pese a que la crisis surgió a mitad de mes, registró una caída del 25% en los ingresos, tras anotarse un descenso del canon del 26%, lo que llevó a que su Ebitda mensual se hundiera un 57%.

HORIZONTE DE LA LIBERALIZACIÓN.

En este sentido, la compañía siempre ha confiado en la próxima apertura del transporte de viajeros en tren a la competencia como una vía para aumentar las circulaciones, el aprovechamiento de la red AVE y aumentar sus ingresos.

Esta liberalización, fijada oficialmente para el próximo 14 de diciembre, que Adif mantiene y para la que ya está todo listo, está condicionada y pendiente de la evolución de la crisis.

Uno de los dos nuevos operadores, Ilsa, ya dijo antes de la pandemia que no arrancará el servicio hasta enero de 2022, mientras que el otro, la francesa SNCF, analiza si mantiene su decisión inicial de comenzar a operar en diciembre en función de la evolución de la crisis. Renfe, de su lado, tuvo que posponer el lanzamiento de su AVE 'low cost' por la crisis.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), regulador del mercado, ya se ha pronunciado al respecto en distintas ocasiones para asegurar que es "consciente" de la situación generada por la pandemia, especialmente en el plano económico y del transporte, y que, por ello, permitirá que los operadores modifiquen, de forma justificada, los contratos de servicios sin penalizaciones.

RED CONVENCIONAL.

En cuanto a Adif, la parte de la empresa que gestiona la red ferroviaria convencional, cerró el trimestre con pérdidas de 26,4 millones, un 19% superiores a las del año anterior tras registrar un descenso de ingresos del 3%, hasta loas 160,5 millones.

En este caso, el descenso de los ingresos por cobro de canon se acota al 3% toda vez que los servicios de Cercanías son los que más oferta han seguido prestando con el fin de garantizar la movilidad de quienes tenían que desplazarse por motivos sanitarios, laborales u otros de fuerza mayor, y para que pudieran hacerlo manteniendo las correspondientes distancias de seguridad.

A pesar de la actual coyuntura, tanto Adif como Adif Alta Velocidad saldan el trimestre con un aumento de las inversiones. La primera firma invirtió 128,9 millones, un 40,6% más, gracias precisamente al impulso de los planes de mejora de Cercanías. En cuanto a la inversión en AVE, se situó en 290 millones, un 9,5% más.

Para leer más