Estas son las estaciones de esquí españolas abiertas este puente de diciembre

Actualizado 07/12/2018 11:42:24 CET
Temporada de esquí en Sierra Nevada
EUROPA PRESS

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Una docena estaciones de esquí en el Pirineo Catalán, Aragón, el Sistema central y el Sistema Penibético, de las 35 que conforman la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), permanecerán abiertas este puente de diciembre, según el parte meteorológico facilitado por la asociación, que supone el arranque para muchas de esas de la nueva temporada aunque algunas ya abrieron sus puertas a finales de noviembre.

Las estaciones de esquí y de montaña en España encaran una nueva temporada con optimismo ante la apertura temporada de 13 instalaciones y confían en batir el récord de 2017, que fue el mejor de los últimos ocho años.

Este puente encontraremos abiertas las estaciones de Baqueira Beret, Boi Taüll Resort, Espot, La Molina, Masella, Port Ainé, Vall de Núria y Vallter 2000 en el Pirineo Catalán; Cerler en Aragón; Madrid SnowZone abrirá en el Sistema Central y en el Sistema Penibético lo estará su única estación, Sierra Nevada.

Sierra Nevada tendrá disponibles 68,6 kilómetros en 83 pistas y 18 remontes, con un espesor de hasta metro y medio de nieve en polvo-dura. La empresa pública que gestiona la estación, Cetursa, ha pedido en su web precaución a los usuarios por riesgo por hielo, y no esquiar fuera de pistas, advirtiendo también de escasez de nieve en el último tramo de la pista de El Río. Estarán abiertas también las zonas de Veleta, Laguna, Borreguiles, y Loma de Dílar.

En Madrid SnowZone se podrá esquiar por los 2,2 kilómetros que conforman sus dos pistas y los cuatro remontes, con un espesor de 30 centímetros de nieve en polvo.

En Aragón, Cerler ofrecerá once remontes y 30 pistas que suman 31 kilómetros esquiables. El espesor de nieve llega hasta los 90 centímetros en estado polvo-dura.

El Pirineo catalán tendrá abiertas todas sus pistas menos Tavascán. Masella alcanza los 34 kilómetros esquiables en 30 pistas y seis remontes, con hasta 55 centímetros de nieve en polvo y, además, están trabajando para abrir más pistas.

Baqueira Beret abrirá doce pistas y seis remontes que suman 15 kilómetros esquiables de nieve polvo, mientras que el Boi Taüll se podrán recorrer 11,3 kilómetros de nieve polvo-dura en 31 pistas y once remontes.

Espot, con nueve pistas abiertas, presentará un grosor de entre 20 y 50 centímetros de nieve polvo en 11,3 kilómetros. Permanecerán abiertas nueve pistas y cuatro remontes.

En La Molina las pistas abiertas serán once, que sumarán en total 15 kilómetros de nieve polvo, y en Port Ainé habrá 15 pistas, 16,7 kilómetros y un espesor de 50 centímetros en estado de polvo.

Vallter 2000 abrirá siete de sus pistas con 10,49 kilómetros esquiables y, por último, Vall de Núria alcanzará los 2,6 kilómetros esquiables en cuatro pistas. Ambas estaciones presentan nieven en polvo.

En cuanto al esquí nórdico, en Llanos del Hospital, se podrá esquiar a lo largo de seis kilómetros en una de sus pistas, con nieve en estado polvo-dura.

Además, la estación de Oca Nova Manzaneda, en la Cordillera Cantábrica, estará abierta para el uso turístico.

Contador