El turismo de aventura en España, que atrae a más de 7 millones de personas, diversifica su oferta

Actualizado 02/01/2013 15:13:08 CET
Paseos a caballo
EUROPA PRESS

La crisis y la sobreoferta influyen en el tipo de clientes y en el precio ofertado

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El turismo activo, y más concretamente el turismo de aventura, ha tenido un importante crecimiento en los últimos años en España. Según datos de la compañía de seguros Intermundial, ya hay aproximadamente 1.300 empresas en nuestro país dedicadas a esta actividad.

Este tipo de turismo engloba muchas actividades, ya sean deportivas y recreativas tanto en el medio terrestre, acuático y aéreo.

"Estas empresas contribuyen a la creación de emociones y vivencias que buscan los viajeros actuales y que, en España, atraen a más de siete millones de personas anualmente, siendo uno de los sectores que está experimentando un mayor crecimiento en los últimos años", explica Intermundial.

Por otro lado, el número de salidas turísticas relacionadas con este segmento representa el 25% de los viajes internacionales en Europa. Estos viajeros más propensos a probar diferentes actividades y destinos, según explican los autores del informe de la compañía de seguros.

Las razones por las que ha habido un auge en el desarrollo de este tipo de actividades deportivas y su vinculación con el mundo del turismo y los viajes son muchas pero destacan el incremento del tiempo libre, un aumento de la renta familiar y una "necesidad" de espacios abiertos y no contaminados, entre otros.

El turismo de aventura ha mostrado una fuerte resistencia a los vaivenes de la economía y todo apunta a que siga teniendo una amplia importancia que le permita continuar con esta tendencia. Uno de los principales motivos que favorecerán este hecho es la diversidad y la capacidad para reinventarse que están mostrando las diferentes empresas pertenecientes a este sector.

RUTAS A CABALLO, LAS PREFERIDAS.

Los turistas españoles que practican turismo de aventura prefieren las rutas a caballo según un estudio elaborado por el portal de deportes Yumping. Así, el 27,82% de los españoles prefiere practicar paseos en corcel, debido a que es un deporte ideal para practicarlo durante todo el año en especial la temporada de otoño/invierno.

Sin embargo, entre los 10 deportes de aventura más practicados predominan los aéreos, y entre los más demandados se encuentran el paseo en globo (11,7%), el paracaidismo (10,25%) y el vuelo en avioneta (7,19%), entre otros.

Las provincias en las que más deportes de aventura se practican son Madrid, Barcelona y Valencia, en especial durante la época invernal.

OCIO Y AVENTURA.

La mayoría de empresas que se dedican al turismo activo y de aventura en particular comenzaron su andadura con la entrada del nuevo siglo.

Andalucía es una de las comunidades con mayor oferta de este tipo de servicios. En Granada se encuentra una de las pioneras, Ocioaventura, que comenzó ofertando el cóctel: aventura más calidad.

A raíz de esa iniciativa consiguieron delimitar un segmento de mercado de consumidores de nivel medio alto que demandaban este tipo de actividades, tales como descenso de cañones, espeleología, rutas en 4x4, en quad, etc.

La empresa madrileña Arctic Yeti, unos años más joven que la firma de Granada, también se originó para cubrir la demanda existente dentro del turismo de aventura.

DIVERSIFICACIÓN DE LA OFERTA.

Desde hace unos años, ha existido un aumento enorme de empresas que realizan este tipo de actividades lo que ha obligado a muchas de ellas a diversificar su oferta.

En el caso de Arctic Yeti, encontró un nicho de mercado en el sector de los grandes viajes de aventura y se ha especializado, por el momento, en los destinos de Islandia y Groenlandia, además de ofrecer viajes en bicicleta por todo el mundo.

Desde Ocioaventura, decidieron cambiar la mentalidad para pasar de ofrecer actividades a ofrecer experiencias, como aseguró en declaraciones a Europa Press el director técnico de la empresa, Ignacio Ortega, quién explicó que los clientes que normalmente reciben "provienen de grandes ciudades y necesitan experimentar y vivir sensaciones".

TIPO DE CLIENTE.

La crisis ha influido en el tipo de clientes y en el precio medio ofertado, es decir, antes había más demanda de grupos de empresa; incentivos, actividades de la compañía, etc., ese segmento se ha reducido de manera notable, según Ortega.

El mayor consumidor de este tipo de servicios son las personas comprendidas entre los 25 y los 35 años, que tienen varias características comunes como la motivación por la aventura y el medio ambiente y las ganas de experimentar nuevas sensaciones, entre otras.

El uso de las redes sociales también es esencial, y es otro elemento diferenciador de este segmento de edad, ya que están habituados al uso de Internet, desde donde se informan de todas las novedades y se aprovechan de los numerosos descuentos que se publican para aprovechar en las distintas actividades.