Actualizado 06/02/2007 20:42 CET

Mateo aprende a ser mejor médico gracias a una paciente menuda, en 'MIR'

MADRID (EUROPA PRESS)

Los médicos residentes de 'MIR' son jóvenes y aún inexpertos, por eso cada semana en Telecinco (22.00 horas) aprenden cosas nuevas sobre su profesión y sobre sí mismos.

En el capítulo titulado 'El crudo invierno', Mateo se dejará llevar por su instinto en el caso de Marta, una niña de diez años que acude sola a consulta. Su diagnóstico resultará acertado y a pesar de sentirse feliz por haber ayudado a la niña, el residente aprenderá que en Pediatría se viven situaciones muy amargas. Este hecho hará que Dávila y Cristina estén orgullosos de él.

Por su parte, Carmen se ha encariñado con Manel, el niño de los pies zambos, y se pondrá muy contenta cuando le propongan asistir a su operación. Sus amigos le prepararán una fiesta sorpresa por su cumpleaños, durante la cual recibirá la peor noticia que podían darle. La residente buscará consuelo en Lapartida, pero lo encontrará en sus amigos. Además, Gloria se verá obligada a exponer un tema que dejó inconcluso la novia de Edu, pues sabe lo mucho que significa para él.

Nuria estará muy rara, con el estado de ánimo por los suelos. Sus compañeros le preguntarán pero ella se mostrará hermética, incluso con Carmen. Su enfado con Edu, el frío y el exceso de trabajo la llevarán a discutir de nuevo con Cristina y ésta la obligará a rotar en Rayos X, un hecho que forzará a la residente a confesarle el motivo de su tristeza. Por último, Edu conocerá a una chica en terapia de grupo que le hará sonreír. A través de Meiri, una embarazada sin papeles que pide desesperadamente ayuda, el médico verá la vida desde otro prisma.