'Reservoir Dogs' y 'Pulp Fiction', iconos de los 25 años de Tarantino

Actualizado 03/11/2017 17:13:15 CET
Reservoir Dogs
PARAMOUNT CHANNEL

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Paramount Channel celebra los 25 años del estreno de Reservoir Dogs, entregando su sábado al cine de Quentin Tarantino. Así, el canal emitirá, además la genial ópera prima del director basada en un accidentado atraco, la no menos icónica Pulp Fiction y Amor a quemarropa, fime dirigido por Tony Scott con guion del propio Tarantino. Tres grandes películas que Paramount Channel reúne en el especial 25 años de Tarantino, que emite este sábado a partir de las 22.00 horas.

Tarantino es mucho más que un director: se ha perfilado como uno de los creadores más importantes del cine gracias a la influencia de sus obras, como las tres que componen este ciclo. A las 22.00 horas el canal emite Reservoir Dogs, el primer largometraje del director estrenado el 14 de octubre de 1992, que cambió la forma de entender las películas de acción. Tim Roth, Harvey Keitel, Chris Penn, Steve Buscemi y Michael Madsen fueron los encargados de dar vida a la banda de criminales que se hizo un hueco indiscutible en el imaginario colectivo, hasta convertirse en una auténtica cinta de culto.

A continuación llegará el turno de Pulp Fiction, otra de sus obras más aclamadas, con la que siguió despuntando con técnicas propias como el uso de la narrativa no lineal, referencias constantes de la cultura pop, el uso sin complejos de palabras malsonantes o la apertura a la vida privada de los gánsters.

La musa Uma Thurman, Samuel L. Jackson, John Travolta y Bruce Willis protagonizan la cinta, en la que también hubo espacio para el cameo del flamante director. Gracias a este filme fue galardonado con un premio Oscar al Mejor guion original, un Globo de Oro al Mejor guion y un premio BAFTA al Mejor guion original, entre muchos otros.

Por último, este maratón concluye con Amor a quemarropa, una película que, a pesar de no estar dirigida por Tarantino, tiene impregnada su huella en los guiones. Un título que le reportó otras tantas alegrías al director de Kill Bill.