Archivada en Jaén la investigación por la supuesta estafa de farmacias con recetas del SAS

Publicado 21/01/2018 10:35:34CET

JAÉN, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de Instrucción número 4 de Jaén ha decretado el archivo de la investigación que seguía desde febrero del año pasado contra todos los titulares de oficinas de farmacia de la provincia de Jaén por un supuesto delito de estafa en la facturación de las recetas al Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Han sido varios centenares de titulares de farmacias los que han tenido que declarar ante la Guardia Civil, en concreto agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), que han sido los encargados de llevar a cabo esta investigación.

No obstante, el auto, de fecha 22 de diciembre y al que ha accedido Europa Press, archiva actuaciones respecto de todos los investigados, titulares de las farmacias de la provincia de Jaén, excepto contra A.J.M.P.; C.G.G; y M.L.H.G., responsables de oficinas de farmacia.

Igualmente, la jueza de Instrucción accede, y así lo refleja en su auto, a lo solicitado por el Ministerio Público en cuanto a "escindir la tramitación en dos procedimientos independientes por las actuaciones presuntamente delictivas de los dos primeros, en una causa, y de M.L.H.G., en otra, al tratarse de hechos sin conexión delictiva".

Es la decisión adoptada desde el juzgado después de que se conociera en febrero de 2017 que la Guardia Civil estaba investigando una presunta estafa cometido por algunas farmacias de Jaén y que estaba supuestamente vinculada con la reclamación del importe de las recetas que hacen al Servicio Andaluz de Salud (SAS) para cobrar su importe.

Desde la Guardia Civil se confirmó que se trataba de "una investigación compleja" en la que se ha comprobado "mucha y variada documentación".

La investigación puso en el punto de mira a las 309 farmacias que hay en la provincia de Jaén. De hecho, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Jaén se personó en la causa. Según trascendió en su momento, a algunas de las farmacias investigadas le faltaba parte de la documentación necesaria para reclamar el pago de las recetas al SAS. La investigación se centró en descubrir recetas por medicamentos no despachados u otras irregularidades como facilitar y cobrar por medicamentos de marca en lugar de por el principio activo.

Con este auto de archivo, lo que sí se rechaza por parte de la titular del juzgado es una práctica generalizada por parte de determinadas farmacias para reclamar los importes al SAS y así inflar la facturación a la sanidad pública. Algo que ha venido sosteniendo el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Jaén, que en todo momento ha defendido el nombre del colectivo y ha rechazado que hubiera una práctica de estafa generalizada.