El 22% de las andaluzas con empleo sufre riesgo de exclusión, según la Red Andaluza contra la Pobreza

Jornadas de la Red Andaluza contra la Pobreza
CEDIDA
Actualizado 20/02/2018 17:02:20 CET

SEVILLA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La pobreza "en femenino" ha sido uno de los ejes principales sobre los que ha girado una jornada promovida por la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A) y celebrada en el Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla. El nuevo presidente de la plataforma de entidades sociales, Juan Reyes, recién elegido en la asamblea general que ha coincidido con este acto, ha denunciado al respecto que actualmente hay en Andalucía un 21,8 por ciento de mujeres que, pese a tener un empleo, se hallan en riesgo de pobreza.

Es uno de los datos desprendidos del último Informe sobre el Estado de la Pobreza publicado por EAPN-A, donde aparecen otras estadísticas alarmantes en materia de género. Entre ellas, la de que un 37 por ciento de esas mujeres ocupadas en riesgo de pobreza se dedican, en gran medida, al trabajo doméstico y de cuidados. Respecto a las mujeres andaluzas en paro, un 41 por ciento de ellas se hallan también en riesgo de pobreza, siempre según los datos esgrimidos por la entidad.

"Aunque la pobreza actual no se asocia a un solo colectivo o sector social, es crucial poner sobre la mesa las particularidades de la pobreza en femenino y los factores que la intensifican", ha señalado Juan Reyes.

Precisamente bajo esa temática, "La pobreza en femenino y de abajo a arriba", ha organizado esta plataforma una serie de mesas redondas en torno a sus diversos aspectos. En la apertura de la jornada, Ángel Hernando, profesor de Psicología en la Universidad de Huelva, y Manuela García, vicepresidenta de EAPN-A, han conversado sobre violencia de género en adolescentes, así como las causas y efectos de la desigualdad en tales edades.

"HABILIDADES EMPÁTICAS" FRENTE A LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Así, Hernando ha destacado que "la violencia de género se da en todas las clases sociales, pero ciertas condiciones como el hecho de ser mujer y ser pobre crean factores de riesgo". Asimismo, ha apuntado al fomento de las "habilidades empáticas" entre la juventud como la línea de intervención que está obteniendo mejores resultados en la lucha contra la violencia de género.

Posteriormente, el sociólogo Leandro Álvarez Malgesini, adscrito a la Fundación Cepaim, ha desarrollado una ponencia sobre "Nuevas masculinidades", haciendo referencia a los modelos culturales de ser hombre y su relación con el poder y la riqueza. "Ha habido muchas masculinidades en la Historia, pero esa diversidad ha sido castrada. Algunos hombres están empezando a descubrir ahora que tienen género, pero el objetivo ha de ser deconstruir esas nociones como compartimentos estancos", ha expresado Malgesini. También ha citado varios indicadores que muestran que "la pobreza tiene género, como todo": la brecha salarial, el "techo de cristal" y la conciliación en las empresas son algunos.

Como colofón a la jornada Carmen Tamayo, de la ONG Solidarios para el Desarrollo, ha ofrecido una charla donde ha expuesto cómo se aplica el enfoque de género a la problemática de las mujeres sin hogar.

Tamayo ha señalado, en concreto, la "doble condición de exclusión" a la que se enfrentan las mujeres y cómo "los recursos están pensados por mentes masculinas". Según datos del INE correspondientes a 2012 y citados por Tamayo, las mujeres representan un 20 por ciento de las personas sin hogar en España, pero profesionales y foros opinan que son muchas más, ya que "el número de plazas para mujeres en albergues se queda siempre corto".

Finalmente, ha hablado de la exposición y vulnerabilidad total a la que se ven expuestas las mujeres sin hogar: "A la aporofobia generalizada hay que sumar la violencia de género en estos casos, tanto previa como sufrida en la calle".

LA POBREZA "CON MAYÚSCULAS"

La jornada se enmarca en la campaña de EAPN-A "La POBREZA con mayúsculas", que esta plataforma viene desarrollando en los últimos meses y que continuará en los próximos mediante el hashtag en redes sociales #POBREZAconmayúsculas.

Su objetivo es seguir ahondando en la complejidad de este fenómeno e incidir en que todos los actores sociales conozcan y reconozcan la importancia que tienen la pobreza y la exclusión social en el día a día de millones de personas en nuestra comunidad.

Y es que según recuerda la entidad, "cerca de un 42 por ciento de la población andaluza se encuentra en riesgo de hallarse ante estas situaciones", que se cifran en realidades tan cotidianas como las de quienes se retrasan en los pagos relacionados con vivienda (un 10% de andaluces), no pueden permitirse mantener la casa a una temperatura adecuada (12%), no pueden disponer de un ordenador (10%) o no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos (53%).

"No es vivir al día ni apretarse el cinturón", señala el presidente de EAPN Andalucía, "es pobreza con todas sus letras y con mayúsculas, y no por llamarla de forma diferente o mirar hacia otro lado podemos negar sus terribles efectos". Es también, según destaca Juan Reyes, pobreza *de abajo a arriba* o transversal, de la que ya no escapan las clases medias, pero que "sigue partiendo de quienes menos tienen y con efectos progresivamente más devastadores".