La Junta prevé una producción oleícola andaluza un 62% menor, aunque junto al enlace será "suficiente" para la demanda

Planas, junto a Gálvez y Reyes, presenta el primer aforo del olivar 2012/13.
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 17:20:30 CET

Las "primeras estimaciones" prevén 513.948 toneladas de aceite en una cosecha "corta" y con poco fruto por el agotamiento del árbol tras años "récord" y agravada por la sequía

JAÉN, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer aforo de olivar de la Junta de Andalucía prevé 513.948 toneladas de aceite de oliva en la campaña 2012/13, lo que supone un descenso del 62 por ciento con respecto a la anterior y de un 50 por ciento si se compara con las últimas cinco cosechas. A pesar de este descenso, considera que esa producción sumada a las existencias actuales del enlace de en torno a 700.000 toneladas será "suficiente" para dar respuesta a la demanda.

Así lo ha indicado este lunes en Jaén el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Purificación Gálvez, y el presidente de la Diputación jiennense, Francisco Reyes.

"Se prevé una campaña corta, con poca producción, debido, principalmente al agotamiento del árbol como consecuencia de las tres últimas campañas récord en producción", ha señalado el consejero para añadir que la sequía "ha agravado" esa falta de vitalidad y desarrollo vegetativo, de manera que el número de frutos por brote es muy inferior a otras campañas.

En este sentido y a pesar de que las lluvias registradas en las últimas semanas y las que se puedan darse hasta la recogida de la cosecha pueda mejorar en algo los datos, ha reconocido que "no es una buena campaña". En la comunidad se esperan unos 2,4 millones de toneladas de aceituna que se transformarán en 513.948 toneladas de aceite, lo que supondrá un descenso del 62 por ciento frente a la de 2011/12, mientras que la proyección nacional apunta 625.300 toneladas de aceite, con una bajada del 61 por ciento.

Esas cifras son todavía peores en la provincia de Jaén, principal productora mundial, donde es un pilar fundamental de su economía. Se prevén 764.045 toneladas de aceituna y 170.000 toneladas de aceite de oliva, lo que significa una disminución del 75 por ciento con respecto a la cosecha pasada y del 69 por ciento al compararla con las cinco últimas.

Esa previsión conlleva, además, un descenso igualmente acusado en el número de jornales en el que, si bien Planas no ha entrado, limitándose a dar los datos de 2011/12 en Andalucía con 17 millones de jornales y expresar su preocupación, sí ha precisado el presidente de la Diputación. Reyes ha afirmado que en Jaén serán unos 5,2 millones de jornales menos y, por tanto, unos 300 millones de euros que dejarán de ingresar los trabajadores en esta campaña en la provincia.

Después, se sitúa muy de cerca Córdoba, con 740.000 toneladas de aceituna y 148.000 toneladas de aceite, mientras que Sevilla es la tercera en producción, con 317.793 toneladas de aceituna y 64.412 toneladas de aceite; seguida de Granada, con 273.388 toneladas de aceituna y 61.739 toneladas de aceite; Málaga, con 250.800 toneladas de aceituna y 51.850 toneladas de aceite; Almería con 49.548 toneladas de aceituna y 9.704 toneladas de aceite; Cádiz, con 23.677 toneladas de aceituna y 4.705 toneladas de aceite, y, finalmente, Huelva, con 20.216 toneladas de aceituna y 3.538 toneladas de aceite. La producción sólo aumentará --un tres por ciento-- en el caso de la provincia almeriense por el incremento registrado en la superficie de olivar.

En lo referente a la cosecha de aceituna de mesa prevista, se estima una producción de 335.590 toneladas que representa una bajada media del 17 por ciento respecto a la campaña anterior. Sevilla sigue liderando con 250.000 toneladas de aceituna, seguida de Málaga, con 44.577 toneladas; Córdoba, con 40.000; Huelva, con 2.132; Almería, con 1.408, y Granada, con 34.

DESEQUILIBRIOS

En cualquier caso, Planas ha asegurado que "Andalucía dispone de existencias suficientes para abastecer los mercados y atender a las demandas de sus clientes", puesto que a la próxima cosecha se suman las existencias actuales en el enlace con la anterior que ha estimado a finales de septiembre más de 690.000 toneladas.

Junto a ello, ha llamado la atención sobre el hecho de que la actual situación de los mercados representa una buena oportunidad para "intentar disminuir los actuales desequilibrios que se producen dentro de la cadena de valor y evitar situaciones de bajos precios, como ha venido ocurriendo en el caso del aceite de oliva.

Asimismo, se ha referido al incremento de precios de las últimas semanas, motivado por las previsiones de una baja cosecha. Actualmente, el virgen extra en origen está en torno a los 2,5 euros, al nivel de la media de enero de 2005 o mayo de 2009. Al respecto, preguntado por si la subida puede continuar o verse frenada precisamente por la previsión de que no no se den problemas de abastecimiento, ha comentado que "las subidas y bajadas abruptas" en periodos breves en este mercado "no es buena para nadie".

Por esa razón, ha dicho esperar que en la reforma de la PAC, como defiende la comunidad, existan instrumentos de mercados, algunos ya conocidos como el almacenamiento privado que debe desarrollarse, y otros nuevos que "permitan desencadenar mecanismos automáticos de intervención que eliminen esos extremos".

BUENOS RESULTADOS COMERCIALES

De otro lado, el consejero ha animado a aprovechar el actual "momento récord de exportaciones" para "desarrollar alianzas estratégicas de comercialización y orientación de mercado y consolidar el liderazgo internacional". Y es que, según ha precisado, los resultados comerciales de la campaña oleícola que acaba de concluir son buenos, según datos del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), que hablan de unas exportaciones de 505.903 toneladas de aceite de oliva andaluz desde octubre de 2011 a finales de julio de 2012. Esta cantidad representa un 9,4 por ciento más que en el mismo período de la campaña anterior y el 70 por ciento del total de las exportaciones españolas de aceite (720.650 toneladas), un 5,6 por ciento más que en el mismo período de la campaña anterior.

Los principales destinos de las exportaciones andaluzas de aceite de oliva son países de la UE que concentran el 71 por ciento, principalmente Italia (41 por ciento). También se exporta, en menor medida, a Portugal (13 por ciento), EEUU (once por ciento), Francia (8,4 por ciento), Reino Unido (4,4 por ciento), China (3,4 por ciento) y Japón (2,7 por ciento).

Planas también ha destacado, de acuerdo con datos de la Agencia para el Aceite de Oliva (AAO) los buenos resultados obtenidos en el mercado interior del aceite de oliva, con cifras a 31 de agosto de 2012 de 526.800 toneladas, superando en un dos por ciento la campaña pasada y un cinco por ciento la media de las cuatro campañas precedentes en esa misma fecha.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies