El sistema de interconsulta virtual se extiende a toda la Comunidad y realiza ya 15.000 consultas

Sebastián Celaya
EUROPA PRESS
Publicado 23/03/2018 15:37:21CET

ZARAGOZA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, ha explicado que el sistema de interconsulta virtual, que se inició en marzo del año pasado en el área de salud de Calatayud, se está extendiendo ya toda la Comunidad y ha realizado hasta ahora 15.000 consultas.

Según ha detallado, en enero de este año, 3.500 pacientes han evitado tener que desplazarse al especialista gracias a él, ha señalado Celaya en respuesta a una interpelación parlamentaria formulada en el pleno de las Cortes de Aragón por la diputada del PP, Carmen Susín.

El consejero ha asegurado que el sistema está resultando "exitoso", si bien ha reconocido que también tiene todavía algunos problemas. Ha explicado que el médico de familia, en vez de pedir cita para el especialista por el sistema habitual, envía un formulario a través del ordenador y el especialista se compromete a contestar en siete días.

Lo hace bien resolviendo la consulta, o pidiendo ver personalmente al paciente a través de una cita, pero solicitando una serie de pruebas, si lo estima necesario, "para que sea de alta resolución", o a través del contacto telefónico entre ambos profesionales para intercambiar opiniones o resolver alguna duda, ha relatado Celaya.

El responsable de la Sanidad aragonesa ha resaltado la "agilidad" que permite, acordando el tiempo de diagnóstico, así como atender al paciente evitando desplazamientos y la mejora de la continuidad asistencial.

Ha subrayado que este sistema "no es no citar a un paciente", sino hacerlo por vía informática, para precisar que se aplica para algunas especialidades, y está demostrando "una capacidad de resolución superior al 50 por ciento".

CAMBIAR LA FORMA DE TRABAJAR

Celaya ha reconocido que este sistema "supone cambiar la forma de trabajar", pero ha remarcado que los profesionales "no tienen inseguridad jurídica" y solo cuando el especialista lo determina el paciente no se desplaza, para asegurar que en el área de Calatayud "los médicos de primaria y especialistas están satisfechos".

El consejero ha abundado al explicar que los médicos de primaria "tienen que manejar mucho el ordenador" y esto ha generado quejas, pero "cuando ven la viabilidad", y tras la dotación de nuevos ordenadores, "están encontrando que es muy positivo". Además, ha comentado que hay problemas con el sistema informático ya que "el peso de las imágenes sobrecarga mucho el sistema".

La diputada del PP, Carmen Susín, ha manifestado que los profesionales consideran que este sistema "les aboca a una inseguridad jurídica, además del aumento de la carga burocrática" y hay "indefensión total del paciente ante el diagnóstico de su patología".

Respecto a estos últimos, ha comentado que "no entienden por qué se niegan a derivarlos a un especialista" y a los médicos de primaria "les imponen porcentajes de derivación" por esta vía "sin fiarse" de su criterio, ha dicho la parlamentaria.

Además, Susín ha opinado que "quizá debería evaluarse en qué especialidades se implanta", para considerar que algunas de las actuales no son las más adecuadas, entre las que ha citado cardiología, neurología o traumatología.

La diputada del PP ha asegurado que "no queremos echar por tierra" este sistema, pero "tiene muchas carencias" y por eso ha pedido "corregir los errores" de la que ha sido "una de las pocas apuestas de este Gobierno".

LISTAS DE ESPERA

El consejero de Sanidad ha respondido a otra interpelación en el pleno, formulada por la parlamentaria del Partido Aragonés, Berta Zapater, sobre las listas de espera, a quien ha indicado que en esta materia "no hay una estrategia a corto plazo, sino de calado, que hay que implementar con la colaboración de los ciudadanos y que está dando resultados".

Según ha precisado, Sebastián Celaya la lista quirúrgica a finales de año era de 4.458 pacientes en 2014 que llevaban más de seis meses esperando a ser operados, de unos 3.600 en 2015, de 2.400 en 2016 y del 1.700 en diciembre, lo que representa "un descenso del 60 por ciento, una tercera parte de los paciente que esperaban en 2014".

Por lo que se refiere a las consultas de especialidades, de las doce en las que por normativa el Gobierno de Aragón se ha comprometido a que no haya esperas de más de 60 días, "en siete de ellas se cumple", ha agregago.

Las que tienen problemas son traumatología, con 125 días de espera, especialidad "condicionada sobre todo por el Hospital Royo Villanova, que tiene 196 días de espera"; en cardiología, donde la espera es de 114 días, también por la "infradotación" del sector sanitario 1 --el del Royo--; y en dermatología, con 72 días, media condicionada por Alcañiz, donde se eleva a 250 días por falta de especialistas.

Además, la espera en digestivo es de 70 días. Por sectores, Celaya ha comentado que las esperas son inferiores a 60 días en los de Huesca, Barbastro, Zaragoza 3 --zona del Hospital Clínico-- y Calatayud "para todas las especialidades" y ha resaltado la aportación de la interconsulta virtual en este sentido.

Respeto a pruebas diagnósticas, donde el compromiso es de un máximo de 30 días, Celaya ha mencionado que la creación del anillo radiológico, puesto en marcha en noviembre de 2016, ha permitido "disminuir de forma importante las demoras", pasando de 106 días a 48 las ecografías, de 38 a 20 los TAC y de 147 a 70 la resonancias y "está funcionado en todos los sectores".

AUMENTO

La diputada del PAR, Berta Zapater, ha cuestionado que se tome como referencia el mes de diciembre por las fechas en las que se cierran las agendas de citaciones, para indicar que había 1.150 personas en lista quirúrgica esperando más de seis meses en junio de 2015 y 1.362 febrero de 2018 y 2.860 esperando una primera consulta de especialidades en junio de 2015 y 5.594 el mes pasado, un 50 por ciento más en este último caso.

Por eso ha querido saber "si se plantean planes de coche para las especialidades" donde se acumulan los retrasos, y ha mencionado a las 249 personas esperando más de seis meses esperando una cirugía de digestivo o las 760 una operación en traumatología.

La parlamentaria ha esgrimido que si Aragón es una de las Comunidades que menos concierta con la privada, como dijo el consejero, "quizá con un poco más, no habría nadie esperando más de seis meses" a ser intervenido.