FAPA insiste en que fue Educación la que informó a los colegios de que las ayudas de libros se iban a retrasar

Publicado 16/01/2015 18:54:07CET

Remite la copia del correo que un trabajador de la Consejería envió a los centros

SANTANDER, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres (FAPA) Cantabria ha insistido en que fue la Consejería de Educación, Cultura y Deporte la que informó a los propios centros educativos a mediados de diciembre del retraso en el pago de las ayudas para la adquisición de material curricular.

Como prueba de ello, FAPA ha acompañado este viernes un comunicado censurando las críticas del consejero, Miguel Ángel Serna, a la Federación, con una copia de un correo electrónico que un trabajador de la Consejería dirigió a los centros educativos el 17 de diciembre informándoles de que, con "casi con toda seguridad", los pagos no se iban a poder abonar en 2014 e incluso podrían demorarse "aún varios meses más".

En dicho correo, en el que este trabajador "pide disculpas" por estas noticias, éste asegura "desconocer completamente" cuando está previsto el ingreso, aunque apunta a que el pago podría producirse "en febrero o marzo".

"Pero dados los antedecentes, no tengo ninguna garantía", apuntaba este trabajador de la Consejería, que, de hecho, recordaba que "legalmente" este pago podría demorarse hasta mayo.

Además, aclaraba que estos plazos de cobro de febrero o marzo eran para las ayudas de la primera resolución, la de septiembre, y explicaba que para las de noviembre, sería más tarde.

FAPA ha explicado que cuando denunció hace unos días el retraso en el pago de estas ayudas lo hizo basándose en estas comunicaciones de la Consejería a los centros.

"Queremos dejar claro que si alguien da información falsa esa será la propia Consejería o, más particularmente, su titular", ha dicho FAPA, que ha considerado "muy grave" que se les haya achacado el hecho de dar "informaciones erróneas" que --dice-- en realidad parten de la propia Consejería.

Esta respuesta llega después de que el consejero desmintiera el retraso denunciado por FAPA y asegurara que la "mayoría", salvo "alguna decena", estaban abonadas.

El consejero acusó a la presidente de FAPA, Leticia Cardenal, de usar la Federación para "criticar al Gobierno con o sin motivo" por "interés político" y "no de defensa real" de las familias y la educación. Serna aseguró que ella tenía una "connotación política muy clara, de izquierda radical".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies