Trabajadores de Seda Solubles continuarán frente a la empresa hasta que una resolución evite la salida de mercancías

Actualizado 24/11/2011 15:08:32 CET

PALENCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la empresa Seda Solubles han mostrado su intención de continuar con las guardias a las puertas de las plantas de Palencia y Villamuriel, para evitar que salgan camiones con materia prima y producto terminado hasta que no haya una resolución judicial que paralice la salida de mercancías.

Este jueves, alrededor de 200 trabajadores de la compañía se han vuelto a concentrar a las puertas del juzgado, como ya hicieran el pasado jueves, para recordar al juez del Juzgado de lo Mercantil, que "es urgente que se nombre a unos administradores independientes" para gestionar la empresa.

La presidenta del Comité de Empresa, Charo Bueno, ha anunciado además, que "hasta que no haya una resolución judicial de paralización de las mercancías", van a seguir vigilando a las puertas de las plantas para que no salga ningún camión.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Bueno ha explicado que esta mañana la dirección de Seda ha intentado reunirse con el Comité, pero éstos se han negado, al tiempo que ha asegurado que la directiva ha salido entonces a la puerta de la empresa para convencerles de que "dejaran salir los camiones", ya que estaba en su voluntad "el poder arrancar", pero no saben "de dónde sacar el dinero para pagar el gas".

"Es más de lo mismo", ha apuntado, "las mismas mentiras sin ninguna respuesta sobre cuándo traen café, pagan el gas o a nosotros" ha aseverado.

Al respecto, ha manifestado que su dinero "depende de que no salga un gramo de café" puesto que "son muchos puestos de trabajo que se pueden perder".

Además, ha aseverado que la dirección les ha comunicado que "iban a intentar sacar dos camiones más de Villamuriel" y que incluso "iban a pedir ayuda a los antidisturbios", ha añadido. A todo esto se le suma que según ha asegurado Bueno, han tenido el conocimiento de que "hay un requerimiento para cortar la luz el lunes".

En la actualidad, en la planta de Villamuriel hay un turno de 20 personas que trabajan "para pedidos ya concertados". Por otra parte, desde el Comité poseen "indicios" de que la dirección pudiera haber descapitalizado la empresa.