El operativo de Mossos y Urbana en el Metro ahuyenta a 150 carteristas en un año

Comisario jefe de Barcelona de Mossos J.C. Molinero
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 16:17:37 CET

BARCELONA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El dispositivo de seguridad en el Metro y el resto de transporte urbano de Barcelona desplegado desde hace un año por los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana, conocido por 'Xarxa', ha logrado ahuyentar del suburbano a cerca de 150 carteristas habituales, que ya no actúan en la ciudad, casi la mitad de los que había en julio de 2011.

En declaraciones a los periodistas, el comisario jefe de la Región Policial de Barcelona, Joan Carles Molinero, ha indicado que si hace un año tenían censados a unos 400 carteristas habituales que 'trabajaban' del hurto en el Metro, ahora hay cerca de unos 250, una cifra que va fluctuando.

Molinero se ha felicitado por lograr que la presión policial sobre estos ladrones no les haya hecho empezar a delinquir en otros puntos de la ciudad, en la superficie: "No hay un trasvase del delincuente habitual que trabaja en el Metro a otros puntos de la ciudad", una cuestión que en principio les preocupaba que pudiera ocurrir.

De hecho, los carteristas del Metro están especializados, "trabajan con fineza y delicadeza" y difícilmente actúan en otros modos delictivos porque conocen bien las técnicas que aplican: taponar las salidas y pasos para aprovechar la confusión de la víctima y distraerle solicitándole indicaciones turísticas.

Normalmente estos delincuentes habituales, que en algún caso alcanzan las 50 detenciones en un año, son extranjeros, tienen entre 25 y 30 años y trabajan en grupos de tres o cuatro personas.

Según Molinero, "son delincuentes apátridas" que si no pueden actuar en los transportes urbanos barceloneses, no tienen ningún problema en trasladarse a vivir a otras ciudades con menos presión policial, y esto es lo que Mossos cree que ha pasado con muchos de ellos.

No obstante, ha admitido que están investigando si estos grupos dejan el transporte barcelonés pero empiezan a utilizar otros puntos de la red de transporte catalana, como los ejes turísticos y la línea de tren que va hasta el Aeropuerto de Barcelona, una línea que este verano se verá reforzada.

CAEN LOS HURTOS

Los hurtos registrados en el Metro de Barcelona han descendido un 19% en el último año, y ante estos resultados, que han supuesto 5.242 delitos menos, la Dirección General de Policía y el Ayuntamiento de Barcelona han decidido mantener el operativo policial, que con la llegada del verano se ha intensificado y que contará con patrullas cada hora en cada estación.

En cifras absolutas, se ha pasado de 28.000 hechos delictivos entre julio de 2010 y 2011, a 22.700 en este mismo periodo entre 2011 y 2012, en un 90% hurtos.

Además, este descenso ha ido acompañado de una reducción de los delitos en la capital catalana durante el último año, en un 5,61% y los hurtos lo han hecho en un 8%.

Desde julio de 2011, los agentes han realizado 1.203 detenciones en el Metro de Barcelona, un 1,52% más que durante el mismo periodo del año anterior, y 2.233 imputaciones, lo que supone que cada día detienen una media de tres carteristas e imputan a otros seis.

De estos arrestos, un 30% corresponden a detenciones por requerimiento, en la que son personas que han sido identificadas en el Metro y que tienen orden de arresto.

El 70% restante está relacionado con autores que han cometido una falta o delito de hurto, la mitad de las detenciones 'in fraganti' en el momento que se produce el robo o poco después.

La tasa de reincidencia entre el millar de detenidos es muy elevada, ya que el 78% han sido arrestados en más de una ocasión, ya sea en el Metro o en otro punto de la ciudad o de Catalunya.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han destinado en un año 26.936 patrullas para garantizar la seguridad del transporte barcelonés.