Un proyecto propone a los alumnos servirse la comida "como en casa"

 

Un proyecto propone a los alumnos servirse la comida "como en casa"

Proyecto 'Servim-nos a casa' en comedor escolar
7 I TRIA
Publicado 16/08/2017 12:27:14CET

30 escuelas aplican la iniciativa que da más autonomía a los menores

BARCELONA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un proyecto de la empresa 7 i Tria propone a los alumnos servirse la comida "como en casa" en una experiencia que han iniciado con éxito una treintena de comedores escolares catalanes con 7.000 niños, ha explicado a Europa Press el gerente de la entidad, Oriol Carbonell.

Los cambios que propone el proyecto 'Servim-nos com a casa' pasan por sustituir las bandejas por platos de policarbonato, las grandes ollas por fuentes más pequeñas con cucharones y cubiertos para servir y la reintroducción de la cesta casera para el pan.

Con esta experiencia, detalla Carbonell, "los niños lo deciden prácticamente todo: cómo se sientan, cómo se sirven, cómo se organizan y, sobre todo, la cantidad de comida que comen".

COMEN MÁS ENSALADA

Para la sorpresa de monitores y promotores de la iniciativa, los niños comen más ensalada y se muestran más responsables en torno a las mesas de ocho personas en las que se organizan para servirse y también para cambiar de platos.

Para Carbonell, se trata de adaptarse a los "comedores del siglo XXI" con un nuevo concepto de autogestión de la saciedad también por parte de los menores, que introdujo el Agencia de Salud Pública de la Generalitat en el documento 'Acompanyar els àpats dels infants. Consells per a menjadors escolars i per a les famílies'.

"Cada niño sabe lo que necesita su organismo", defiende el representante, que ha subrayado la evolución que han registrado los comedores escolares a lo largo de la historia.

"Lo que hemos hecho es adaptar el concepto de autogestión de ocio a la del tiempo de comida" para mejorar la regulación de la saciedad y de la apetencia con el acompañamiento de los monitores.

Como principales ventajas, destaca la reducción del desperdicio alimentario, porque "lo que hay en el plato se lo comen, ya que se lo han servido".

EL NIÑO GANA AUTONOMÍA

El monitor pierde autoridad, pero gana influencia sobre el niño, que mejora en autonomía y capacidad de decidir, y la relación es más fluida, ha subrayado el también vicepresidente de la Associació Catalana d'Empreses de Lleure, l'Educació i la Cultura (Acellec).

A su juicio, "la otra gran ventaja por parte del adulto es que toma más conciencia de su protagonismo como educador, su importancia por el hecho de acompañar en las comidas es definitiva".

Para garantizar la calidad del proyecto, en el curso 2015-2016 se llevó a cabo una experiencia pionera en tres centros --Escola Pau Vila de Esparreguera, Escola Les Vinyes Verdes de La Beguda Alta y Escola Vallgorguina en Vallgorguina-- y después se llevó a 20 comedores escolares, llegando a los 30 actuales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies