Sánchez (Cs) cree que el Consell "suspende de manera alarmante" en trabajo y gestión y funciona "a base de ocurrencias"

La portavoz de Cs en las Corts Valencianes, Mari Carmen Sánchez
CS
Publicado 13/05/2017 11:42:46CET

Apunta que la formación no es "una muletilla del tripartito" ni tiene "nada que ver con un PP más que corrupto"

VALÈNCIA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La nueva portavoz de Ciudadanos (Cs) en las Corts Valencianes, Mari Carmen Sánchez (Alicante, 1982), considera que el Consell "no aprueba el examen" de sus dos primeros años al frente de la Generalitat porque "suspende de manera alarmante en trabajo y gestión" y "se ha dedicado a crear problemas donde no los había", como en Sanidad o Educación.

A su juicio, desde la llegada de PSPV y Compromís al Ejecutivo autonómico "no se ha hecho prácticamente nada, más que crear agencias de colocación para los amiguetes" y se ha demostrado "que funcionan a base de ocurrencias".

En una entrevista concedida a Europa Press, Sánchez, que ha relevado recientemente a Alexis Marí de la portavocía en el grupo parlamentario, critica que exista "conflicto" entre la Sanidad pública y la mixta y entre la Educación pública y la concertada. "Ahora está toda la Comunitat saliendo a la calle y reclamando esa libertad de los padres de decidir donde quieren llevar a sus hijos; no había conflicto por el tema de la lengua y ahora tenemos una comunidad dividida por esa imposición", denuncia la diputada.

Considera que existen "temas mucho más importantes que crear divisiones entre valencianos de primera y de segunda" y lamenta que el Consell, desde el mes de septiembre de 2015, no haya hecho "prácticamente nada, más que crear agencias de colocación para colocar a los amiguetes pero que luego a la hora de la verdad no se les dota de presupuesto ni de recursos materiales para trabajar y se quedan en mera política de titulares".

Así, opina que organismos como el Consell de Tranparència --"que se creó a bombo y platillo y luego se les ha dejado abandonados de la mano de Dios-- o la Agencia Valenciana de la Innovación --"ha aportado, pero no es suficiente"-- tienen "poco impacto en la evolución de la Comunitat", por lo que cuestiona que "prácticamente cada proyecto de ley esté generando su propia oficina, su propia agencia de colocación".

"Cada vez tenemos una Administración más grande y menos eficiente", apunta la parlamentaria de Cs, que preguntada sobre si el cambio en la portavocía va a suponer también un cambio en las relaciones y los apoyos al Gobierno autonómico, indica que la formación naranja "no se casa con nadie" ni se guía por "sesgos políticos ni sectarismos", por lo que siempre votarán a favor "de lo que sea bueno para los ciudadanos". "Si vemos que va en favor de la clase política o que lo único que hace es alimentar egos o dividir, a eso seguiremos votando que no", afirma.

"NO SOMOS UNA MULETILLA DEL TRIPARTITO"

Sobre la estrategia que ha planteado para el grupo parlamentario tras la salida de Marí, destaca que no puede ser otra que hacer una oposición seria, responsable y lo más contundente posible, siempre manteniendo una actitud independiente". "Ni somos una muletilla del tripartito, que ha demostrado en estos dos años que funciona a base de ocurrencias, ni tenemos nada que ver con un PP más que corrupto a nivel nacional, ya no solo autonómico", agrega.

Sánchez cree que al Consell "cada vez le faltan más apoyos" porque la posición de Podemos "se va recrudeciendo" y "se desmarca más de las políticas de PSPV y Compromís. A su juicio, el secretario general de Podemos en la Comunitat y portavoz en las Corts, Antonio Montiel, realiza cada vez intervenciones en el pleno "con el colmillo más retorcido", por lo que "la situación del Pacto del Botànic se está poniendo en entredicho".

EL NACIONALISMO, LÍNEA ROJA PARA EL APOYO AL CONSELL

La portavoz de Cs en el parlamento valenciano espera que el Consell "llegue a 2019 por la estabilidad del Gobierno", pero "si por lo que fuera fracasase, tocaría ponerse las pilas y volver a negociar un pacto de estabilidad por el bien de la Comunitat", para el que su grupo pondría sobre la mesa "ciertas líneas rojas, como pueden ser los nacionalismos o los enrocamientos políticos".

Preguntada por si la presencia de Compromís en el Consell dificultaría este diálogo, responde que es un tema 2que habría que mirar con lupa" porque la coalición es "nacionalismo puro y duro". "Tendríamos que vigilar mucho los puestos en los que nos encontrásemos, Compromís es una acumulación de partidos con distintas idiosincrasias pero el Bloc no se puede negar que es un partido nacionalista cien por cien y que choca frontalmente con las ideas de Ciudadanos", asevera.

"CORRUPCIÓN HASTA LAS CEJAS"

En caso de que en las elecciones municipales y autonómicas de 2019 el PP volviese a ser la fuerza más votada, señala que un hipotético apoyo de Cs dependería de "en qué punto, sobre todo en materia de corrupción, está el PP". "No apoyaremos nunca un Gobierno manchado de corrupción hasta las cejas; lo que haríamos sería reformar ciertos temas políticos, como hemos hecho a nivel nacional", defiende.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies