El estrés pudo acortar la vida del pulpo Paul

El pulpo Paul elige a España
REUTERS
Actualizado 26/10/2010 15:52:16 CET

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El estrés al que ha sido sometido el pulpo Paul en los últimos años pudo haber acortado la vida del animal según ha explicado el experto del Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC, Ángel Guerra, aunque también ha señalado, que "no es de extrañar que haya muerto de manera natural", ya que esta especie, el Octopus vulgaris "tiene una esperanza de vida de unos dos años".

Guerra ha señalado en declaraciones a Europa Press que, aunque son "animales fuertes", un "exceso de apagar y encender mucho las luces, manipularle, obligarle a hacer diariamente ejercicio, o que lo trasladen de un acuario a otro para las pruebas" pueden causar en el animal un "estado de estrés que le puede acortar la vida".

En cuanto a las causas de una muerte natural, el experto ha señalado que, en un pulpo como Paul, ésta se produce con la aparición de una variación genética que les deteriora hasta la parada respiratoria, pero el motivo de que estos genes se manifiesten a los dos años de vida está todavía en estudio.

Así, ha señalado que algunos expertos creen que la aparición de los genes es consecuencia del reloj biológico, mientras que otros opinan que se produce tras la etapa de reproducción del Octopus vulgaris en la que el animal se somete al estrés del cortejo y de la cópula.

Por otra parte, Guerra ha apuntado que al estar en un acuario su muerte también podría haberse producido por una herida o una infección debido a la suciedad de los filtros o bacterias en el ambiente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies