Bruselas impone a Google una multa récord de 2.400 millones por abuso de posición dominante

 

Bruselas impone a Google una multa récord de 2.400 millones por abuso de posición dominante

358495.1.644.368.20170627115847
Vídeo de la noticia
Actualizado 27/06/2017 15:39:41 CET

BRUSELAS, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha impuesto este martes a Google una multa récord de 2.420 millones de euros por abuso de posición dominante por favorecer de forma sistemática a su servicio de comparación de precios, Google Shopping, frente a sus rivales en los resultados de su buscador.

La cifra duplica la multa de 1.060 millones de euros que el Ejecutivo comunitario impuso en 2009 al grupo informático estadounidense Intel, entonces la mayor de la historia de la Unión Europea, también por abuso de posición dominante al tratar de expulsar a sus rivales del mercado de microprocesadores.

Bruselas ha advertido además a Google de que se enfrenta a sanciones de hasta el 5% de la cifra de negocios media mundial de Alphabet, su empresa matriz, si en 90 días no pone fin a esta estrategia, que comenzó a aplicar a partir de 2008. La compañía ha anunciado por su parte que considera recurrir la multa.

La Comisión Europea envió un primer pliego de cargos a Google en abril de 2015 en el que denunció que la empresa reserva sistemáticamente un trato favorable a su comparador de precios en sus páginas de resultados de búsquedas generales.

En su decisión de este martes, la Comisión Europea ha llegado a dos conclusiones. En primer lugar, Google tiene una posición dominante en el servicio general de búsquedas en Internet en todos los países de la UE, con una cuota superior al 90% en casi todos los mercados.

El segundo lugar, el Ejecutivo comunitario ha concluido que Google ha adjudicado a su servicio de comparación de precios, que aplica en 13 Estados miembros, una ventaja "ilegal" al otorgarle una posición "prominente" en los resultados de búsqueda, al mismo tiempo que "degrada" la visibilidad de los resultados sobre sus rivales.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha destacado en una rueda de prensa que la compañía ha diseñado "muchos productos y servicios innovadores" que "han marcado la diferencia", pero ha criticado que la estrategia de Google con respecto a su servicio de comparación de precios "no se basaba únicamente en atraer a clientes haciendo mejor su producto".

"Al contrario, Google ha abusado de su dominio de mercado como buscador promocionando su propio servicio de comparación de precios en los resultados de búsqueda y degradando a sus competidores", ha explicado la comisaria danesa.

"Lo que Google ha hecho es ilegal bajo las normas europeas. Niega a otras compañías la oportunidad de competir en igualdad de condiciones y de innovar. Y lo más importante, niega a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios y los beneficios completos de la innovación", ha añadido.

GOOGLE HA "ASFIXIADO" LA COMPETENCIA

La Comisión Europea ha explicado que el gigante informático ha aplicado esta estrategia "ilegal" en Europa desde 2008, con la que ha "asfixiado" el mercado de comparadores de precios. En concreto, Google comenzó a aplicar esta práctica en Alemania y Reino Unido y posteriormente la extendió a Francia (2010), España, Italia y Países Bajos (2011), República Checa (2011) y Austria, Bélgica, Dinamarca, Polonia y Suecia (2013).

Como consecuencia, Google ha conseguido "importantes" incrementos en el tráfico de visitas a su servicio de comparación de precios "a expensas de sus rivales y en detrimento de los consumidores europeos".

En concreto, Google ha multiplicado por 45 el tráfico a este servicio en Reino Unido, por 35 en Alemania, por 29 en Países Bajos y por 17 en España, entre otros. Mientras tanto, las visitas a los comparadores de precios rivales han caído entre un 85% y un 92% en Reino Unido, Francia y Alemania, por ejemplo.

Vestager ha defendido en la comparecencia de prensa la solidez de la decisión de Bruselas y ha argumentado que han sido analizadas "enormes" cantidades de datos, entre los que se incluyen 5,2 terabytes de resultados de búsquedas de Google, que equivalen a 1.700 millones de búsquedas.

UN "PRECEDENTE"

La comisaria danesa también ha afirmado que las conclusiones adoptadas este martes sirven de "precedente" de cara a que Bruselas pueda investigar el posible abuso de posición dominante de Google en otros servicios especializados de búsqueda, como Google Maps, Google Local o su comparador de vuelos y hoteles.

Además, Vestager ha recordado que Bruselas sigue investigando los otros dos casos en los que también ha acusado a Google de abusar de su posición dominante. En el primero, la Comisión acusa a la compañía da favorecer la instalación del sistema operativo Android a fabricantes de dispositivos móviles y de restringir la capacidad de otras páginas web para mostrar anuncios de búsqueda de sus competidores.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies