Centros comerciales, deportivos y educativos de Extremadura tendrán desfibriladores semiautomáticos

                               Vergeles
EUROPA PRESS
Actualizado 17/08/2017 14:47:44 CET

MÉRIDA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los espacios con gran afluencia de público, como son centros comerciales, deportivos y educativos de Extremadura, además de todos los consultorios locales, contarán próximamente con desfibriladores semiautomáticos, y asimismo se habilitarán dos unidades de rehabilitación cardíaca en Cáceres y Badajoz.

Estas son dos de las principales medidas que contempla el Plan Integral de Enfermedades Cardiovasculares de Extremadura 2017-2021, presentado este jueves por el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles.

Su objetivo es potenciar la prevención y la rehabilitación para minimizar las consecuencias de las enfermedades cardiovaculares, que en 2015 provocaron 3.513 muertes en Extremadura, convirtiéndose así en la primera causa de muerte en la región.

Dicho plan trabaja "intensamente" en la instalación de desfibriladores semiautomáticos en áreas con influencia de público, por lo que el Servicio Extremeño de Salud acompañará a los ayuntamientos y a las empresas para instalar dichos desfibriladores en lugares como centros comerciales, colegios y centros deportivos.

En el caso de los consultorios locales, Vergeles ha señalado que el objetivo es que dispongan de un desfibrilador semiautomático y programa de reanimación cardiopulmonar "actualizado" antes de que acabe el año.

Además se impartirán actividades de formación para la utilización de estos desfibriladores en los colegios, para que los alumnos puedan reconocer cuando sean adultos la situación, alertar al 112 y, en tercer lugar, comenzar a realizar las maniobras de reanimación.

Igualmente, el plan actuará contra la insuficiencia cardíaca para lo que se implantará una "ecografía de corazón" en la primera consulta de cardiología; al igual que se actuará sobre la rehabilitación, la reinserción y sobre la calidad de vida de las personas.

Para ello, se llevará a cabo "la puesta en marcha, la potenciación, la creación y el impulso" de dos unidades de rehabilitación cardíaca que de forma "voluntaria" han puesto en marcha profesionales de la universidad y profesionales del servicio de cardiología de Cáceres.

La unidad de rehabilitación cardiaca de Cáceres está en funcionamiento de una forma "voluntaria" por parte de los profesionales "lo que habría que hacer es potenciarla", ha señalado Vergeles. Por su parte, la de Badajoz "aún no está creada", pero se espera que esté "antes de que termine esta legislatura".

El consejero de Sanidad ha aseverado que dicho plan presenta una "doble importancia" ya que, además de tratar enfermedades "muy importantes" y su "frecuencia" en la población extremeña y nacional, estas mismas son "prevenibles" si tanto los profesionales como los ciudadanos se lo toman "en serio".

Dicho plan es fruto del trabajo y de la participación de "más de 60 expertos", así como de asociaciones de pacientes, de sociedades científicas, de colegios profesionales y de investigadores, que han trabajado "en beneficio" de todos los pacientes y personas que, aunque no estén enfermas, va dirigido este plan.

"REALIDAD" DE LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Vergeles ha plasmado algunos datos sobre la "realidad" de las enfermedades cardiovasculares y ha indicado que estas son la causa "más común" de muertes en todo el mundo, lo que supone un 30 por ciento del total de las defunciones; al igual que es "más frecuentes" que dichas enfermedades se den en países "desarrollados" y "ricos" porque están "directamente relacionadas con los hábitos de vida y con la alimentación".

Asimismo, ha señalado que tres de cada cuatro casos de enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir, por lo que el plan incidirá en la prevención de estas patologías, para lo que la Consejería de Sanidad tiene que ir "de la mano de la sociedad".

En concreto, en Extremadura el 19,94 por ciento de las personas son mayores de 65 años y dichas enfermedades "aumentan su frecuencia con la edad", por lo tanto el consejero de Sanidad ha señalado que la región extremeña es una comunidad autónoma donde "especialmente" se pueden dar estas enfermedades.

Otro de los factores de riesgo cardiovascular "más importante" es el tabaquismo, que en Extremadura afecta entre el 24 y el 39 por ciento de la población mayor de 16 años, por lo que la eliminación de este factor de riesgo "contribuye de forma decisiva a eliminar este tipo de enfermedades cardiovasculares".

Según las encuestas de salud, el 64,34 por ciento de las personas con 15 o más años han consumido alcohol en el último año, otro factor de riesgo; al igual que lo es la "alimentación negativa" basada en un aumento del consumo de calorías y de grasas perjudiciales para la salud, lo que lleva a que un 33,34 por ciento de la población extremeña reconozca que es "sedentaria" y a que el 38,8 por ciento de los extremeños adultos tengan "sobrepeso" y el 33,2 por ciento sea "obeso".

Otros de los factores de riesgo que son "prevenibles", según Vergeles, y que afectan a que las enfermedades cardiovasculares sean "la primera causa de muerte para el conjunto de la población extremeña", son la tensión arterial alta, que afecta a un 35,8 por ciento de la población adulta de Extremadura, el colesterol alto, que afecta al 36,2 por ciento, junto con la diabetes, que la presentan un 12,7 por ciento.

"Nada más y nada menos que 3.513 muertes en Extremadura en el año 2015 fueron debidas a enfermedades cardiovasculares, lo que supone un 30,5 por ciento del total de las defunciones que se produjeron en Extremadura", ha manifestado el consejero de Sanidad.

Asimismo, las enfermedades cardiovasculares son "la primera causa de ingresos" hospitalarios, las cuales generan más de 16.400 ingresos al año, de ellos los "más frecuentes" son por insuficiencia cardiaca, las enfermedades cerebro vasculares y en tercer lugar, la cardiopatía isquémica o infarto de miocardio.

Además, estas enfermedades son generadoras de "altas causas de discapacidad", ya que en Extremadura 17.000 personas con discapacidad están diagnosticadas de cardiopatía isquémica, así como 7.900 lo están de enfermedades cardiovasculares.

PREVENCIÓN

Uno de los ejes en los que se vertebra el Plan Integral de Enfermedades Cardiovasculares en Extremadura es en "la prevención de las enfermedades cardiovascuales y la promoción de la salud".

Por ello, el plan estará "íntimamente" conectado con la Consejería de Educación, con las llamadas "ciudades saludables" y con la participación ciudadana para detallar "hábitos de vida saludables" y realizar "la educación oportuna para la salud".

Así, Vergeles ha señalado que es "importante" que se diagnostiquen de forma "rápida" los factores de riesgo, como la hipertensión arterial y el colesterol alto, para lo que es necesario que "los adultos sepan cuáles son sus cifras de estas patologías cada cierto tiempo".

Otra de las áreas de actuación de este plan será la que se llevará a cabo contra determinados tipos de enfermedades cardiovasculares, para lo que los expertos se han centrado en patologías "frecuentes", como la cardiopatía isquémica, para lo que implantarán "el código infartos", que consistirá en la detección por parte del sistema del 112 y de las urgencias hospitalarias de aquellos extremeños que tengan más riesgos de presentar un infarto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies