La economía extremeña crecerá el 2,5 por ciento tanto en 2016 como en 2017, según Funcas

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El paro se situará en el 28,2% este año y en el 27,4% el próximo

La economía extremeña crecerá el 2,5 por ciento tanto en 2016 como en 2017, según Funcas

Acto de presentación del informe de FUNCAS de previsiones para las regiones.
EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2016 12:45:32CET

   MÉRIDA/ZARAGOZA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La economía extremeña crecerá el 2,5 por ciento en el presente año apoyada en los servicios y, en menor medida, en la industria, según el pronóstico realizado por Funcas dentro de las previsiones de las CCAA para 2016-2017.

   De igual modo, para 2017, la previsión de crecimiento de la economía extremeña también es del 2,5 por ciento, en un contexto en el que la "mejora" del sector industrial se verá "contrarrestada" por el "deterioro" de la construcción.

   Asimismo, en la región, según Funcas, el PIB per cápita aumentará menos que la media este año por el "escaso" crecimiento económico, aunque en 2017 lo hará "por encima" por un crecimiento "mayor" que la media y un descenso demográfico también superior a la media.

   Además, el descenso del desempleo en la comunidad extremeña será "en parte mitigado" por el "aumento" de la población activa, de modo que la tasa de paro se situará en el 28,2 por ciento este año y en el 27,4 por ciento el próximo, según la previsión de Funcas.

DATOS NACIONALES

   Así, Funcas ha presentado este martes en Zaragoza sus previsiones para las Comunidades autónomas para 2016-2017, señalando que prevén una "desaceleración" para el conjunto del país en el próximo año, si bien el crecimiento alcanzará el 2,3 por ciento y se mantendrá en las regiones del Eje Mediterráneo, Valle del Ebro, Galicia, Madrid y Extremadura, con un repunte "superior a la media".

   Este año la senda de la recuperación, que es "sólida", se mantiene en los dos primeros trimestres gracias a la diversificación de la economía y siete comunidades --Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana, Galicia, Madrid y País Vasco-- crecerán por encima de la media del 3,1 por ciento, seguidas de regiones como Aragón o Navarra, y la mayoría también superará la media en 2017.

   Las desigualdades en términos de PIB per cápita se mantendrán en 2016 y 2017 y, sobre la tasa de desempleo, Navarra será la única región donde el paro bajará del 10 por ciento en 2017, mientras que Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias y Extremadura se mantendrán con un paro por encima del 20 por ciento.

   En cuanto a los factores de desaceleración prevista para 2017, Funcas ha apuntado que son "externos", debido al debilitamiento del comercio internacional, a la incertidumbre causada por el 'Brexit', por el "previsible" fin de las medidas de estímulo monetarias y ante la previsión de que la política fiscal en España "se va a endurecer algo el año que viene y podría pesar en el crecimiento".

   Respecto a los retos de futuro, Funcas considera que son el desempleo, la reducción de la deuda pública, la disparidad en la renta per cápita de las Comunidades y la dualidad del mercado laboral, según han detallado en rueda de prensa el director general de Funcas, Carlos Ocaña, y el director de Coyuntura y Estadística de la entidad, Raymond Torres, acompañados por el director general adjunto de Ibercaja, Francisco Serrano.

   En la misma línea, según han explicado en Zaragoza el director general de Funcas, Carlos Ocaña, y el director de Coyuntura y Estadística, Raymond Torres, las comunidades menos dinámicas serán Asturias, Cantabria, Castilla y León y Extremadura.

   Por su ubicación, estas regiones, relativamente rurales o con tejido empresarial especialmente castigado por la crisis, no consiguen aprovechar el auge exportador. Además, tienden a perder población.

   En términos de PIB per cápita, las desigualdades territoriales se mantendrán en 2016-2017. Es decir, que la distancia respecto a la media entre las comunidades más ricas y las más pobres apenas variará pese a la actual recuperación y después de que durante la fase expansiva (2000-2007) las regiones más desfavorecidas crecieran por encima de la media nacional y durante la recesión (2008-2013) el proceso de convergencia se revirtiera.

   De igual modo, la evolución en materia de empleo también será dispar. En 2017, Navarra será la única comunidad cuya tasa de paro baje del 10%, mientras que en cuatro regiones -Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha y Extremadura- el desempleo se mantendrá por encima del 20 por ciento.

   En diez años, las desigualdades territoriales se han agudizado. En 2007, antes de la crisis, la tasa de paro más elevada era del 13% (Extremadura) y la más baja del 4,7% (Navarra), una diferencia de 8,3 puntos porcentuales. En 2016, la tasa de paro supera el 25% en cinco comunidades (Andalucía, Canarias, Extremadura, Ceuta y Melilla) y se sitúa por debajo del 15% en otras cinco (Aragón, Baleares, Navarra, País Vasco y La Rioja).

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies