La ley que impulsa el PSOE sobre autonomía municipal incluye un órgano de conciliación de conflictos sobre competencias

Valentín García en rueda de prensa en la Asamblea
PSOE
Publicado 12/07/2018 13:23:29CET

MÉRIDA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La propuesta de Ley de Garantía de la Autonomía Municipal de Extremadura que ha registrado el Grupo Socialista en la Asamblea de Extremadura contempla, entre otras novedades, la creación de un organismo de conciliación con el que se pretende resolver conflictos sobre competencias entre un ayuntamiento y la Junta, o bien entre corporaciones locales, que sirva como instancia previa a la vía judicial.

Otra de las novedades más destacadas es la creación del Consejo de Política Local, que según ha explicado el portavoz del grupo proponente, el socialista Valentín García, será un órgano de "participación real y efectiva" de los municipios con la Junta, y en el que estará representados los ayuntamientos, la Administración regional y la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (Fempex).

Dentro de este órgano se contempla la Comisión de los Gobiernos Locales, integrada exclusivamente por representantes municipales dentro del Consejo de Política Local, y que tiene como misión dar detectar posibles vulneraciones de las competencias municipales en las regulaciones de la Junta.

Según ha explicado García, esta ley es otra de las avanzadas por el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, durante el Debate del Estado de la Región, y, según ha explicado, viene a desarrollar el artículo 55 del Estatuto de Autonomía de Extremadura. De esta forma, la futura ley requiere de la mayoría absoluta de la Asamblea para ser aprobada, por lo que espera que obtenga "el más alto consenso" posible en su tramitación con el resto de grupos.

Una norma que sitúa en el "centro del sistema político" a los ayuntamiento, pero que al mismo tiempo "no olvida el papel central" de las diputaciones provinciales en la gestión de los pequeños municipios.

García ha remarcado que su propuesta "viene a garantizar la autonomía municipal", y se ha mostrado convencido de que, una vez aprobada, será tomada como "referente" para otras comunidades autónomas que quieran regular en esta materia.

Su contenido se inspira, ha señalado, en la Carta Europea Local y en leyes similares del País Vasco y Andalucía, que según ha reconocido sobre comunidades que al igual que Extremadura tienen "un fuerte compromiso municipalista".

Los tres puntos sobre los que se sustenta la ley son un "ambicioso" régimen de competencias propias municipales; sistema institucional de "garantía" de la autonomía municipal; y un sistema de financiación articulado para los ayuntamientos.

En el ámbito de la autonomía municipal se enmarca el citado Consejo de Política Local, y su Comisión de los Gobiernos Locales, así como el órgano de "conciliación prejudicial" para resolver "extrajudicialmente" las diferencias entre municipios y la Junta, o entre corporaciones locales.

Con respecto a la financiación de las competencias propias, ha señalado que la ley contempla disposiciones transitorias que permitan que se pueda ir armonizando "de forma escalonada, tranquila y coordinada" la situación actual de los ayuntamientos hasta el "escenario final" que plantea la ley.

CENTRALES NUCLEARES

Por otro lado, a preguntas de los medios sobre los planes del Gobierno central con respecto al futuro de las centrales nucleares, garcía ha señalado que "no ha cambiado nada" en tanto que el Ejecutivo de Pedro Sánchez "lo único que ha dicho" es que esta dispuesto a estudiar todas las fuentes de energía, pero no que se vayan a cerrar ni cuando se cerrarían este tipo de plantas.

Al respecto, ha señalado que antes se debe alcanzar un consenso sobre "cómo se va a generar la energía" en España en el futuro, en el que considera que las renovables tienen que ser la "base fundamental", y que este sentido Extremadura está "en primera línea de ser una potencia de energías limpias ahora y en el futuro".

Además, ha insistido en que en su estrategia de transición energética, el Gobierno "tiene que poner en marcha un programa alternativo para las comarcas españolas" con centrales nucleares, al tiempo que ha considerado que "hay tiempo suficiente" para ello, en tanto que aún no se ha decidido la fecha de cierre de Almaraz y además "el desmantelamiento lleva muchos años" y, por tanto, "mucha actividad" para la zona.