El SES aplica protocolos para aclarar los contagios de hepatitis C en Cáceres

 

El SES aplica protocolos para aclarar los contagios de hepatitis C en Cáceres

Actualizado 15/12/2016 17:37:56 CET

   Vergeles avanza que la unidad de hemodiálisis no se va a cerrar y que aún no se ha demostrado que los contagios se hayan producido en ella

   MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha señalado que la Gerencia del Área de Salud de Cáceres está aplicando todos los protocolos establecidos tras detectarse en unos controles rutinarios un contagio de hepatitis C en cuatro pacientes de la unidad de hemodiálisis del Hospital San Pedro de Alcántara.

   Una detección que se produjo hace un mes y que todavía se está investigando el tipaje del virus para determinar si dicho contagio se ha producido en dicha unidad, que según ha subrayado el consejero, no se va a cerrar.

   Asimismo, el consejero ha señalado que no le consta que ninguno de estos pacientes haya denunciado al Servicio Extremeño de Salud (SES) y, en todo caso, ha dicho que sería algo "prematuro" teniendo en cuenta que aún no se ha comprobado que el origen del contagio se encuentre en la unidad de hemodiálisis.

   Vergeles ha sido preguntado sobre este asunto por los periodistas a la salida de la Sectorial de Vivienda este jueves en Madrid, tras conocerse el contagio de estos cuatro pacientes en el hospital cacereño, y ante el que el responsable de la sanidad extremeña ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad. "No hay ningún motivo para que cunda la alarma", ha aseverado.

   El consejero ha afirmado que los pacientes están siendo atendidos, al tiempo que ha recordado que se trata de una enfermedad que a día de hoy tiene tratamiento, y que, por lo tanto, es una cuestión que "puede pasar en cualquier momento".

   En este sentido, ha insistido en que los cuatro casos se han descubierto gracias a los controles rutinarios de anticuerpos que realiza la propia unidad, así como que "la actuación que se está realizando es ajustada a los protocolos".

   Por tanto, Vergeles ha reiterado su "llamada a la tranquilidad", dado que el contagio de esta enfermedad es principalmente a través de la vía sanguínea, y también por transmisión sexual, por lo que "la población general no corre riesgo".

   "Ahora se trabaja en el mejor funcionamiento de la unidad de hemodiálisis, y en la mejor atención para esas personas que se haya infectado dentro o fuera de la unidad". "Lo importante no es buscar culpables, lo más importante es resolver los problemas de salud que pudieran tener los pacientes infectados", ha añadido.

   Preguntado acerca de si los pacientes han denunciado al SES, ha dicho que no tiene conocimiento de ninguna denuncia al respecto. En todo caso, ha recordado que si finalmente se demuestra que se ha producido en la unidad de hemodiálisis, los afectados tienen la vía de responsabilidad patrimonial para interponer cualquier reclamación, si bien ha subrayado que "ahora es absolutamente prematuro hablar de esta posibilidad".

   Por último, y ante los "rumores" acerca del cierre de la unidad, ha aseverado que esto no se va a producir. "No se va a cerrar la unidad, ni mucho menos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies