Casado se postula como "el candidato de los afiliados, no de los notables" y promete "renovación de ideas" y unidad

Casado, Feijóo y Diego Calvo, en A Coruña
Europa Press
Publicado 23/06/2018 17:21:20CET

   A CORUÑA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El exvicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha arrancado en Galicia su campaña en la carrera sucesoria para relevar a Mariano Rajoy como líder del PP. Lo ha hecho en un acto en A Coruña, en donde se ha postulado como "el candidato de los afiliados, no de los notables", y ha prometido "renovación de ideas" y "unidad".

   Casado ha estado arropado por el presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, quien ha comprometido su respaldo y las "puertas abiertas" de todas las sedes del PP de Galicia a todos los candidatos que deseen presentar su proyecto para optar a la Presidencia del partido, con el objetivo de que el vencedor logre "recuperar la fiabilidad" de los ciudadanos.

   Antes de continuar con su agenda prevista este sábado en Galicia, con actos en Lugo, Ourense y Vigo, Pablo Casado ha apelado a "conservar la unidad" que ha hecho "fuerte" al PP, a "reilusionar al electorado", a "renovar" la formación, y a "captar talento", "abriendo las puertas y ventanas a la sociedad española".

   Casado, uno de los candidatos entre los que la militancia tendrá que decidir en urna el 5 de julio antes del Congreso que se celebrará los días 20 y 21, ha abogado por "un proyecto político de unidad territorial" y un partido "honesto", presentándose como "el candidato de los afiliados, no de los notables", "el que está en la calle, no en los despachos".

   El candidato popular ha dirigido su discurso hacia los miembros de su partido, reclamando que se permita a los afiliados "votar en libertad", teniendo "claro" que los afiliados son sus "jefes". "No hace falta coleccionar fotos ni avales, hay que conseguir el apoyo de los militantes", ha añadido.

   "Lo que he dicho a mis compañeros es que dejen votar en libertad", "y si hacemos unas elecciones para que cada militante pueda votar, tenemos que dejar muy claros que los afiliados son nuestros jefes, yo quiero ser el candidato de los afiliados, no de los notables, quiero ser el candidato que está en la calle, no en los despachos, el candidato que consiga ilusionar España y no que mantengamos esa resignación que ahora al haber perdido el Gobierno no se puede apoderar de nuestras bases", ha remarcado.

"PARTIDO UNIDO Y RENOVADO"

   En la presentación de su candidatura en una sede del PP en A Coruña desbordada por la presencia de militantes y cargos del partido, Casado ha explicado que su arranque en Galicia supone un reconocimiento tanto a la tierra "cuna del PP, de Fraga y de Mariano Rajoy", como al actual líder de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al que ha situado como "una referencia personal y una referencia política imprescindible para el futuro de Galicia y de España".

   "Si yo presido el Partido Popular, quiero hacer del Partido Popular de España lo mismo que ha hecho Alberto Núñez Feijóo del Partido Popular de Galicia, un partido ilusionado, un partido renovado, un partido ganador y un partido unido", ha explicado a los medios de comunicación.

   En esta línea, ha pedido a los militantes que "más allá del apoyo a las candidaturas", se conserve la "unidad" que ha hecho "fuerte" al PP.

   "Si hay un proyecto dividido y fracturado iremos cojos a las elecciones autonómicas y municipales, y luego a las generales, y si no conectamos con nuestro electorado, si no reilusionamos a aquellas personas que han dejado de votarnos, si no conseguimos renovar aquello que ha funcionado conservando lo que sí que lo ha hecho, yo creo que este proyecto no tendría sentido", ha agregado.

   Tras poner en valor la relevancia del Congreso en la que se elegirá al sucesor de Mariano Rajoy, no solo para el partido sino también para los españoles, porque "el Partido Popular siempre ha sido un partido imprescindible para España", ha instado a conseguir que el proceso permita "revitalizar" a la formación, defendiendo que se l nuevo proyecto resultante permita "atraer a los mejores".

   "Hay que captar talento dentro del partido de personas que no han tenido la oportunidad, de las que se han ido a otras fuerzas políticas, y por supuesto, hay que abrir las puertas y ventanas del PP a la sociedad, porque solo así nos podremos identificar mejor con los ciudadanos y servir mejor a los españoles", ha remarcado Pablo Casado, como definición de una hoja de ruta que permita ganar las próximas elecciones en contra de "la alianza de los perdedores".

RECUPERAR VOTO DE CIUDADANOS

    Pablo Casado se ha comprometido a que, como una de las primeras medidas que adoptará en caso de ser elegido como presidente del PP, convocará una convención extraordinaria que permita trazar las políticas de futuros gobiernos, con "ponencias ideológicas que sean los pilares de los programas electorales", con la vista puesta en recuperar las alcaldías y los gobiernos autonómicos en las próximas elecciones.

   Y como segunda medida, ha anunciado que nombrará "de inmediato" "y cuanto antes" las candidaturas municipales autonómicas porque "no hay tiempo que perder y hay partidos de la oposición que ya han tomado la delantera".

   Su objetivo expreso y claro será el de "recuperar el voto que se fue a Ciudadanos, el voto abstencionista y el voto del socialismo de Pedro Sánchez que pueda pensar que el renovar caras le pueda dar una perspectiva de futuro y no, la renovación tiene que ser de ideas y con gente capacitada para ello".

    El Partido Popular que ha defendido Pablo Casado, sostenido sobre principios que ha asegurado que también figuran entre los que "está enarbolando Feijóo", recae en un "proyecto político de libertad económica e individual, también de unidad dentro de la diversidad que tiene España, pero también de la unidad territorial que desde Galicia siempre se ha apuntalado".

   Además, ha abogado por un proyecto que apueste "por la familia, la educación, la sanidad, las pensiones", "que reivindique la memoria de las víctimas del terrorismo", y que sea "honesto" y "eficaz".

   En clave territorial, se ha pronunciado a favor de apostar por políticas que favorezcan a zonas menos pobladas, fomenten la natalidad o impulsen el tejido industrial, la pesca, el campo o la innovación.

   "Hay millones de españoles que están deseando que les demos una excusa para volver a votarnos, están deseando un mínimo gesto para volver a reconciliarse con este partido, y yo me comprometo a que esa renovación sea cuanto antes", ha aseverado.

   En las declaraciones a los medios de comunicación en A Coruña ha reivindicado trabajar por un plan de España "no a 2020", sino a "2050", sin dejar "que la oposición ponga palos en las ruedas o pise la manguera.

   "Quieren atraparnos en el tweet, en los problemas, en el teletipo, un líder que he visto que han sobrevolado ese corto plazo ha sido Feijóo, y yo quiero seguir por esa senda", ha proclamado, ensalzando la decisión del líder gallego de no presentarse como candidato para cumplir su mandato al frente de la Xunta.

   "Si yo fuera gallego estaría tremendamente honrado y agradecido por lo que ha hecho Alberto Núñez Feijóo", ha añadido, alabando además la "neutralidad" del líder gallego.

FEIJÓO CREE QUE ES EL "MOMENTO DE LOS MILITANTES"

   Feijóo ha apoyado a Casado al igual que ha comprometido a hacer con todos los candidatos a liderar el partido si se lo permite la agenda, y le ha "deseado lo mejor" al que ha definido como "un buen candidato".

   Pese a la insistencia de los medios sobre su valoración sobre los seis, de momento, candidatos que se han presentado, Feijóo ha remarcado que su "opinión" es "la misma que la de cualquier militante de Betanzos, donde se hace la mejor tortilla, o de Arnoia, en donde los pimientos son menos conocidos que los de Padrón pero también son muy buenos".

   "Agradezco mucho que se tome como referencia mi partido, es un orgullo y un honor", ha concluido.