SOS Sanidade Pública anima a denunciar retrasos

Operación quirúrgica
CEDIDA
Actualizado 06/06/2015 11:58:02 CET

Acusa a la Xunta de "desmantelar" la sanidad pública para que "empresas privadas se lucren"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La plataforma SOS Sanidade Pública ha propuesto a los pacientes que, cuando les oferten realizar una prueba complementaria o una intervención quirúrgica en la sanidad privada, soliciten ser atendidos en el sistema público y exijan que les den citas para las exploraciones radiológicas y otras diagnósticas sin que "se les deje en el limbo".

A través de un comunicado, animan a los pacientes a hacer estas reclamaciones mediante un escrito dirigido a la Gerencia de Gestión Integrada en el que aquellas personas que necesiten una intervención demanden ser incorporados a la lista de Intervenciones Quirúrgicas: Anexo 3.

Y es que, según ha denunciado la plataforma, la Ley 12/2013 de Garantías de Prestacións Sanitarias "sólo beneficia a la sanidad privada", que "financiada con dinero público, estará en el mismo plano que la pública".

Asimismo, alerta de que esta norma "retira de la prestación sanitaria al personal que no esté de alta en la Seguridad Social" y "anula" el Real Decreto que "afianzaba la universalidad de la prestación sanitaria".

CARENCIA DE PERSONAL

La plataforma también advierte de que, "desde 2010 la tasa de reposición de los trabajadores que se jubilan en el Sergas es del 10%". Por ello, aseguran que "con la falta de profesionales", la Consellería de Sanidade "será incapaz de cumplir los máximos de 60 días para intervenciones quirúrgicas y de 45 días en las consultas".

"Este objetivo está dirigido a dar una mayor participación a la sanidad privada; privatizan la sanidad por la vía indirecta", denuncia SOS Sanidade Pública.

Además, según ha lamentado, si los "pacientes renuncian a ser atendidos en un centro privado de su área sanitaria o de otra", "perderían el derecho a que se les aplicasen los tiempos máximos de espera".

Ante estas cuestiones, ha considerado que "el único objetivo" de este texto legal es que "las empresas privadas se lucren con dinero público". "No es una buena gestión del dinero público derivar pacientes a la sanidad privada mientras hay camas cerradas, quirófanos inutilizados o servicios de radiología cerrados por las tardes", señala.